Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

El Vaticano exige retractarse al obispo que negó el Holocausto

Reuters ·04/02/2009 - 16:32h

El Vaticano pidió el miércoles al obispo tradicionalista que niega el Holocausto que se retracte públicamente de sus opiniones si quiere servir como prelado de la Iglesia católica.

El Papa Benedicto XVI no estaba al tanto de que el obispo Richard Williamson hubiera negado el Holocausto cuando le levantó la excomunión junto a otros tres obispos tradicionalistas el mes pasado, dijo el Vaticano en un comunicado.

También dijo que el movimiento tradicionalista al que pertenece el obispo debe aceptar todas las enseñanzas del Concilio Vaticano II (1962-65), que pidió el respeto al judaísmo y otras religiones, así como todas las enseñanzas de los pontífices desde 1958.

"El obispo Williamson, para ser admitido a las funciones episcopales de la Iglesia, debe, de forma absolutamente inequívoca y pública, distanciarse de sus posiciones respecto a la Shoah", dijo el comunicado, usando el término hebreo para el Holocausto.

Las opiniones de Williamson sobre el Holocausto son "absolutamente inaceptables y rechazadas con firmeza por el Santo Padre", apuntó.

El 24 de enero, el Papa levantó las excomuniones a cuatro obispos tradicionalistas para intentar reparar un cisma de 20 años, cuando fueron apartados de la Iglesia por se ordenadoordenaronn sin el permiso de Juan Pablo II.

Entre los que han criticado a Williamson y la decisión de Benedicto XVI se encuentran supervivientes del Holocausto, católicos progresistas, miembros del Congreso de Estados Unidos, el principal rabino de Israel, dirigentes judíos alemanes y el escritor judío y premio Nobel de la Paz Elie Wiesel.

En una entrevista difundida el 21 de enero Williamson dijo a la televisión sueca: "Creo que no hubo cámaras de gas".

Además, añadió que no más de 300.000 judíos perecieron en los campos de concentración nazis, en lugar de los seis millones aceptados por los principales historiadores.

Posteriormente se disculpó ante el Pontífice por el "innecesario sufrimiento" que pudiera haberle causado, aunque sin retractarse.

Varios líderes judíos saludaron el comunicado del Papa, pero dijeron que hace falta más,

"(Este) era el paso necesario que hemos pedido para desactivar la crisis moral causada por su readmisión a la Iglesia", dijo Elan Steinberg, vicepresidente de la Reunión Americana de Supervivientes del Holocausto y sus Descendientes.

"El proceso de curar la profunda herida que esta crisis ha causado al diálogo judeocatólico puede comenzar ahora", agregó.

Los tradicionalistas rechazan la mayoría de las enseñanzas del Concilio Vaticano Segundo.