Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

Desarticulada una red "militarizada" de asalto de viviendas

Reuters ·04/02/2009 - 16:19h

La Policía Nacional ha detenido a 25 personas en una operación que ha permitido desarticular una organización con estructura "militarizada" y especializada en robos en viviendas y establecimientos comerciales, informó el miércoles la Policía.

Los detenidos, todos de nacionalidad rumana, contaban con una estructura disciplinada y muy especializada que actuaba en diversos grupos repartidos por toda España. La Policía considera que disponían de tres ramas independientes asentadas en Madrid, la Comunidad Valenciana y Baleares y que en ocasiones colaboraban entre sí.

La investigación se inició en la Comunidad Valenciana, donde el grupo estaba especializado en domicilios de zonas residenciales de lujo. Obtenían información sobre las casas a través de personas del servicio doméstico o que habían realizado reformas en las mismas, descubriendo la ubicación de las cajas fuertes de las que más tarde sustraían diversos objetos de valor, principalmente dinero y joyas.

Los ladrones utilizaban sofisticados métodos para realizar sus crímenes, como inhibidores de frecuencias para inutilizar los sistemas de alarma y equipos de ultrasonidos para ahuyentar a los perros que pudieran estar vigilando los hogares.

Además, un miembro del grupo estaba especializado en la apertura de cajas fuertes y en cada robo establecían un dispositivo de alerta para detectar la presencia policial.

Para llevarse los objetos robados, empleaban vehículos industriales precedidos de un coche "lanzadera" que advertía de la existencia de controles policiales. La mercancía era guardada en un piso de seguridad hasta que era vendida o enviada en paquetes a Rumania.

DETENCIONES SIMULTANEAS

La Policía Nacional desplegó un dispositivo formado por 30 agentes en Madrid, donde se desarrolló la primera fase de la operación y fueron detenidas 16 personas.

En la capital, se registraron seis domicilios, mientras que simultáneamente la policía rumana llevaba a cabo varios registros. En total, se confiscaron perfumes, ropa de primeras marcas, productos de estética y otros objetos por valor de más de 80.000 euros.

Al mismo tiempo se detuvo en las localidades de Denia (Alicante) y Oliva (Valencia) a tres individuos, mientras un cuarto miembro de la banda y presunto jefe de la misma fue interceptado en Barajas cuando trataba de escapar a Rumania con 23.800 euros en efectivo.

Las investigaciones llevadas a cabo tras las detenciones de Madrid y la Comunidad Valenciana permitieron desarticular un tercer grupo establecido en Baleares, que se dedicaba a robar en viviendas deshabitadas y situadas principalmente en zonas de monte.

Dado el importante volumen de efectos recuperados en los diversos registros, la policía no descarta que algunos procedan de robos no denunciados por sus propietarios y la investigación continúa abierta.