Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

Los niños con mayor déficit nutricional consumen menos vitaminas

Reuters ·04/02/2009 - 15:56h

Por Megan Rauscher

Un nuevo estudio efectuado en Estados Unidos reveló que los niños y adolescentes con mayor riesgo nutricional son los que reciben menos vitaminas y suplementos minerales.

Apenas el 34 por ciento de los 10.828 participantes de 2 a 17 años de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Estados Unidos, realizada entre 1999 y el 2004, habían tomado vitaminas y suplementos minerales en el mes anterior.

"Nuestra hipótesis era que los niños con mala alimentación (reducida en verduras, leche y fibra, pero rica en grasa), inseguridad alimentaria, bajo nivel de actividad física y sin acceso adecuado al sistema de salud consumirían más suplementos", dijo Ulfat Shaikh a Reuters Health.

"Pero hallamos todo lo opuesto", dijo Shaikh, de la Escuela de Medicina de la University of California en Davis.

"Salvo los niños que estaban por debajo de su peso normal (no esperábamos ver que estos niños consumieran más vitaminas y suplementos minerales, que fue lo que hallamos), los chicos que tomaban vitaminas y suplementos minerales eran generalmente más sanos, tenían una alimentación más nutritiva, hacían más actividad física, tenían menos obesidad e inseguridad alimentaria y mejor acceso al sistema de salud", agregó.

Asimismo, los padres indicaron que sus hijos tenían una mejor calidad de salud que los papás de los niños que no tomaban esos suplementos, manifestó el autor.

La Academia Estadounidense de Pediatría no recomienda que los niños mayores de 1 año con una alimentación variada consuman vitaminas y suplementos minerales, señaló el equipo dirigido por Shaikh en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

"Nuestros datos indican que las familias con hijos que podrían beneficiarse con el consumo de esos suplementos tendrían recursos limitados y necesidades económicas que les impedirían adquirirlos", finalizó Shaikh.

FUENTE: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, febrero del 2009