Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

La crisis desinfla ARCO y merma su oferta

ISABEL REPISO ·04/02/2009 - 16:20h

Cartel de la pasada edición de ARCO 2008.

A menos de una semana para que comience, la XXVIII edición de ARCO se antoja desinflada. Primero porque la oferta de propuestas será menor, con 238 galerías presentes (79 españolas) frente a las 295 del año anterior. En segundo lugar, porque se produce en un contexto de crisis global, del que el arte no parece a salvo.

La galería Ruth Benzacar se encuentra entre las históricas que han renunciado a estar presentes con un stand. "Estábamos admitidos, pero es un año muy difícil e ir entraña un esfuerzo muy grande, porque el transporte de obras de gran formato sale muy caro", explicó a Público Solana Molina, directora de la galería. En el mismo sentido se expresó Patricia Ortiz, de la galería mexicana Ruth Benzacar, al admitir que su ausencia responde a una estrategia por "concentrar esfuerzos".

"Es un año muy difícil e ir entraña un esfuerzo muy grande"

"Ifema mantiene unos precios imposibles y ya veremos si de aquí a la inauguración algunas galerías no se echan para atrás", se lamenta Manuel Cuevas, director de la madrileña Estampa, con presencia en Arco durante 25 años. Asunta Rodríguez, directora de la galería Trinta, excluida tras 23 años de participación, opinó que "Lourdes Fernández -directora de ARCO- no contaba con esta crisis económica".

La organización de Arco ha restado importancia a la bajada de participantes en la presentación del programa. "No nos basamos en metros cuadrados, sino en calidad. La cantidad de galerías no es un valor en sí mismo", aseguró Luis Eduardo Cortés, en medio de un murmullo incrédulo que atravesó la zona de prensa.

Cortés explicó que el número de participantes se debe a los estrictos criterios de selección de esta edición -cuyo país invitado es India- y situó a Arco al mismo nivel que las ferias de Basilea, Nueva York y Londres. ARCO'09 tendrá lugar del 11 al 16 de febrero en Ifema (Madrid). Entonces se verá qué entiende Cortés por "criterios de exigencia muy altos".