Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

Las potencias se reúnen para revisar la estrategia nuclear iraní

Reuters ·04/02/2009 - 10:24h

Enviados de las principales potencias mundiales se reúnen el miércoles en Alemania para abordar una nueva estrategia con la que presionar a Irán para que renuncie a su delicado programa nuclear.

Destacados responsables oficiales de Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China, Francia y Alemania se han reunido regularmente durante los últimos años para discutir la política de Irán, pero la reunión en la localidad de Wiesbaden, en el oeste de Alemania, ha generado más interés del habitual porque será el primer encuentro desde que el presidente estadounidense, Barack Obama, asumió el cargo.

Obama ha prometido buscar negociaciones directas con Teherán respecto a su programa nuclear, una decisión que la pasada Administración estadounidense rechazó, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo el martes que Estados Unidos impulsaría esta nueva postura en Alemania.

"Estamos tendiendo la mano, pero tiene que abrirse el puño", dijo Clinton tras reunirse con el ministro británico de Exteriores, David Miliband, en Washington.

Cuando fue contactado en su habitación del hotel de Wiesbaden, el hombre encargado del tema iraní de la Administración estadounidense, Bill Burns, no quiso hacer comentarios.

El Consejo de Seguirdad de la ONU ha impuesto tres rondas de sanciones contra Irán por negarse a suspender el enriquecimiento de uranio.

Las potencias occidentales sospechan que el programa tiene como objetivo fabricar la bomba atómica, pero Teherán dice que tiene propósitos energéticos y pacíficos.

Un día antes de la reunión en Alemania, Irán anunció que había puesto un satélite en órbita por primera vez, un paso que coincidió con el trigésimo aniversario de la revolución islámica que en 1979 derrocó al Shah.

La Casa Blanca expresó su "profunda preocupación" por las acciones de Irán.

En el periódico Sueddeutsche Zeitung, el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, celebró la disposición de la Administración Obama para hablar con Irán, calificando el enfrentamiento actual de insostenible.

"Pido a aquellos responsables en Teherán que aprovechen esta oportunidad", escribió Steinmeier.