Archivo de Público
Miércoles, 4 de Febrero de 2009

Ban Ki-moon lamenta carecer de los refuerzos pedidos para la misión de paz en el Congo

EFE ·04/02/2009 - 01:25h

EFE - El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, renovó su petición a los 192 países miembros de la ONU para que cedan los militares y policías que la organización necesita si quiere evitar una nueva espiral de violencia en el convulso país africano. En la foto el secretario Ban Ki-moon. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó hoy que la comunidad internacional haya desoído la petición de tropas que formuló el organismo hace dos meses para poder enviar refuerzos a su misión de paz en la República Democrática del Congo (MONUC).

En una carta al Consejo de Seguridad, Ban indicó que las ofertas de tropas que ha recibido las Naciones Unidas son insuficientes para poder cumplir con el llamamiento hecho en noviembre pasado por el máximo organismo de la ONU de que se envíen 3.000 nuevos "cascos azules" a la misión en la República Democrática del Congo (RDC).

Ban renovó en la misiva su petición a los 192 países miembros de la ONU para que cedan los militares y policías que la organización necesita si quiere evitar con garantías una nueva espiral de violencia en el convulso país africano.

De los 61 países a los que la ONU ha solicitado ayuda, solamente Bangladesh accedió a enviar un batallón de infantería, una compañía de ingenieros y una unidad policial, según la carta.

Ban agregó que Bélgica ofreció el uso de un avión de transporte Hércules C-130 y otros cinco países propusieron contribuir con expertos en inteligencia militar.

El Consejo de Seguridad autorizó el pasado 20 de noviembre el envío de 2.785 militares y 300 policías a la RDC para reforzar a los 17.000 integrantes de los que dispone MONUC, que han quedado insuficientes para evitar nuevos estallidos de violencia en las volátiles regiones orientales del país.

El presidente de turno del máximo órgano, el embajador japonés Yukio Takasu, reconoció que la respuesta a la solicitud de refuerzos de la ONU ha sido insatisfactoria.

"El Consejo (de Seguridad) debe ayudar al secretariado a conseguir acelerar los despliegues que se han autorizado", señaló en un encuentro con la prensa.

La reanudación de la violencia en agosto pasado en la provincia de Kivu Norte obligó a que unas 250.000 personas tuvieran que abandonar sus hogares y unirse al cerca de un millón de desplazados que, según la ONU, ya había en esa provincia.

Desde 1998, unos cinco millones y medio de personas han muerto en el Congo por la violencia, la gran mayoría de ellas en el lustro transcurrido hasta 2003, cuando el país sufrió una guerra civil especialmente cruel.