Archivo de Público
Martes, 3 de Febrero de 2009

Patxi López hace campaña entre pintxos en Benidorm

El PSOE calcula que en la ciudad alicantina pasan el invierno 5.000 vascos

BELÉN TOLEDO ·03/02/2009 - 23:30h

El paisaje habitual en Benidorm está hecho de extranjeros con chanclas y calcetines de deporte y ejércitos de jubilados, todo regado con abundante sol en medio de una infinidad de bares abiertos. Pero, si el visitante presta atención, en las calles más concurridas encontrará numerosos nombres vascos en los rótulos de los bares. Y, si aplica el oído a las conversaciones, podrá distinguir el acento de los habitantes de Euskadi en las cuadrillas de jubiladas que quedan para echar la partida.

Son los rastros de la numerosa comunidad vasca que pasa allí los meses de invierno. Sólo en Benidorm, el PSOE calcula que viven 5.000 vascos. Se suman a los 3.000 que hacen lo propio en Torrevieja. Son demasiados votos potenciales para desatenderlos de cara al 1-M en Euskadi. Por eso, Patxi López, candidato socialista a lehendakari, decidió este martes cruzar la península y presentarse en Benidorm para inaugurar una oficina electoral, encargada de asesorar a los residentes en el voto por correo.

Los socialistas han abierto una oficina electoral en la ciudad alicantina

La oficina también servirá para atender a los mucho más escasos votantes gallegos que pasan allí sus vacaciones. En los quince días que lleva abierta, ya han atendido a casi 100 ciudadanos vascos que han votado por correo, y a dos gallegos. Hace cuatro años, desde Benidorm salieron 800 papeletas rumbo a Euskadi.

De vinos por Benidorm

Este año, Patxi López espera que de Alicante le lleguen unos cuantos votos. Este martes se mostró convencido de que los vascos de Benidorm entenderán como nadie su proyecto de una Euskadi "que entienda la diferencia y el mestizaje": "Vienen a una tierra en la que se les acoge, sin preguntar de dónde vienen ni qué piensan y eso es lo que queremos hacer en Euskadi".

El PNV mantiene allí abierto desde el año 2003 su propio batzoki

Junto a él, Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, alardeó de su condición de vasca emigrada, precisamente, a Benidorm. Más tarde, ambos pasearon por las calles de los vinos, el nombre con el que numerosos residentes vascos las han bautizado. La expresión ha hecho fortuna, de manera que también los habitantes de Benidorm se refieren a la zona como de los vascos.

Patxi López se paseó por varias tabernas para encontrarse con todo un batallón de jubilados que le esperaban para hacerse una foto o saludarlo."Había quedado para jugar a cartas y me he perdido la partida pero vale la pena por verlo y txikitear con él", explicó Luisa Barrio, originaria de Vitoria y residente en Benidorm cinco meses al año.

López se apuntó un tanto entre la colonia vasca con la inauguración de la oficina electoral. Pero, de momento, es el PNV el que lleva la delantera. El partido nacionalista tiene, desde el año 2003, un batzoki abierto todo el año.

Varias calles de Benidorm son ya conocidas como de los vascos

Cuando se acercan las elecciones, el local recibe la visita de sus dirigentes políticos. Son semanas de mucho trabajo para Pedro, el encargado de la sede, un jubilado de unos 70 años. En su despecho, adornado con un busto de Sabino Arana y una ikurriña, atiende a los simpatizantes del PNV que quieren votar por correo y ya casi ni se lamenta de las órdenes del médico, que le obligó a cambiar su Hondarroa natal por el Mediterráneo.

Fuera de campaña electoral, la actividad del batzoki se centra en el restaurante. El establecimiento es toda una embajada gastronómica de Euskadi. El cartel que cuelga en la puerta anunciando el menú es todo un aviso al cliente: "Todos los días, alubias con sacramento y cuajada".