Archivo de Público
Martes, 3 de Febrero de 2009

Las FARC liberan a un ex gobernador en las selvas de Colombia

Reuters ·03/02/2009 - 20:05h

Las FARC liberaron el martes en la selva de Colombia al ex gobernador Alan Jara, a quien mantuvieron secuestrado durante más de siete años, como parte de un proceso unilateral de la guerrilla, informó la Cruz Roja Internacional.

El político, de 51 años, formaba parte de un grupo de rehenes que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) buscan intercambiar por 500 rebeldes presos.

"En la zona rural del departamento del Guaviare las FARC-EP entregó a la senadora Piedad Córdoba y a delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al ex gobernador del Meta doctor Alan Jara", dijo un comunicado.

Jara fue entregado en un lugar de la selva del sur del país a una misión humanitaria liderada por Córdoba y que contó con el apoyo logístico de Brasil, después de superarse un inconveniente que surgió con la liberación de cuatro efectivos de las Fuerzas Armadas el domingo.

La misión denunció el domingo sobrevuelos de aeronaves militares en la zona donde se produjo la liberación de los tres policías y un soldado y aunque el Gobierno admitió la presencia de sus aviones, negó que se hubiera tratado de operaciones hostiles.

Para la liberación de Jara las Fuerzas Armadas suspendieron sus operaciones en una extensa zona selvática, incluyendo los sobrevuelos de aeronaves militares.

Con la liberación unilateral, las FARC tratan de ganar espacio político e imagen internacional después de los golpes recibidos de parte de las fuerzas de seguridad que causaron la muerte de importantes líderes, el rescate de la política Ingrid Betancourt y la deserción de miles de combatientes, según analistas.

PROFESOR EN CAUTIVERIO

El político, casado y padre de un hijo, fue secuestrado cuando viajaba en un vehículo de Naciones Unidas después de asistir a la inauguración de un puente.

De acuerdo con los testimonios de efectivos de las Fuerzas Armadas y políticos liberados en los últimos meses, Jara dedicó la mayor parte del tiempo a enseñar inglés a otros rehenes con los que compartía el cautiverio.

Para las próximas horas se espera la entrega a la misma misión humanitaria del ex diputado del departamento del Valle Sigifredo López, después de casi siete años de cautiverio.

Después de esa entrega, en poder de las FARC quedarán 22 rehenes, todos efectivos de las Fuerzas Armadas.

Las liberaciones de los últimos días se producen casi un año después de que las FARC entregaron a seis políticos en dos fases a una misión humanitaria liderada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El Gobierno y la guerrilla mantienen posiciones radicales que han impedido poner fin al drama de los rehenes, algunos de los cuales llevan más de 11 años secuestrados en la selva en medio de un violento conflicto interno que azota al país.

Las FARC exigen que Uribe retire sus Fuerzas Armadas de una región montañosa de 780 kilómetros cuadrados para establecer una zona de seguridad en la que sus delegados y los del Gobierno se reúnan para negociar un acuerdo de rehenes.

Pero el mandatario, que con el apoyo de Estados Unidos lidera una ofensiva militar contra la guerrilla, se opone con el argumento de que el grupo rebelde quiere sacar ventaja de una zona estratégica para el tráfico de drogas y de armas.