Archivo de Público
Martes, 3 de Febrero de 2009

Cuatro ejecutivos de Google acusados de difamación y violación de la intimidad

Un vídeo en el que aparecen unos adolescentes pegando a un niño con síndrome de Down, colgado en 2006, ha terminado con cuatro directivos de Google frente a un juez italiano

AGENCIAS ·03/02/2009 - 18:12h

Los tentáculos de Google se han extendido por toda la Red y su ilimitada expansión le ha generado no pocos problemas. Se ha pegado con los propietarios de los derechos de autor, tanto por sus aventuras en el mundo editorial como por el material que los usuarios suben a Youtube, y se ha topado con la violación de la intimidad por la ingente cantidad de información de los usuarios que maneja gracias al buscador, a Gmail, Gtalk, Docs, Groups, Blogger, etc.

Youtube, en concreto, es un dolor de cabeza por la gran dificultad para controlar todos los vídeos que suben los internautas (unos 100.000 al día).

El juicio contra cuatro directivos de Google en Italia y Europa que comienza hoy en Milán lo provocó un vídeo colgado en 2006 en el servicio  Google Vídeo. En él se ve como unos adolescentes pegan a un niño con síndrome de Down.

Durante la primera vista del proceso, el primero de este tipo en el país, el Ayuntamiento de Milán pidió presentarse como parte civil ante la posibilidad que tiene en estos casos la institución del defensor del pueblo para tutelar a las personas con discapacidades.

También hizo la misma petición la asociación 'Vividown', que se ocupa de la investigación científica y la tutela de personas con síndrome de Down.

"Tenían el deber jurídico de impedir que se colgase el vídeo"

Tras la primera audiencia de hoy, el proceso se retomará el próximo 19 de febrero y el juez decidirá si acepta que el Ayuntamiento de Milán y 'Vividown' se presenten como parte civil.

En este juicio están imputados el presidente del Consejo de administración de Google Italia, David Carl Drummond; un miembro de su Consejo de administración, George De los Reyes; el responsable de Privacidad para Europa del grupo, Peter Fleitcher; y la persona que se ocupa del proyecto Google Vídeo para Europa, Arvind Desikan.

A todos ellos se les acusa de los delitos de difamación y violación de la intimidad.

Para los fiscales del caso, Alfredo Robledo y Francesco Caiani, los cuatro imputados "tenían el deber jurídico de impedir que se colgase el vídeo", y debieron "informar a los usuarios sobre la ley de la intimidad" vigente en Italia.

Las imágenes, que se colocaron en el servicio Google Video en 2006, fueron grabadas con un teléfono móvil en un instituto de la ciudad italiana de Turín (noroeste de Italia) y mostraba a cuatro adolescentes que se reían, insultaban y golpeaban de un niño con síndrome de Down.

En España, José Martín Roldán pasó medio año enviando mails a Youtube porque albergaba varios vídeos en los que aparecía su hijo , de 46 años, con esquizofrenia paranoide, vejado y víctima de las burlas de unos desconocidos.