Archivo de Público
Martes, 3 de Febrero de 2009

Cinco preguntas para el señor González

El PP acepta hablar del espionaje, pero no de las sospechas de corrupción

MANUEL RICO ·03/02/2009 - 08:00h

 La estrategia de los dirigentes del PP es meridiana: están dispuestos a hablar todo lo que haga falta sobre el espionaje en Madrid, pero evitan entrar en las sospechas de corrupción que se recogen en los dossiers elaborados sobre Ignacio González, el número dos de Esperanza Aguirre en la Comunidad.

El principal informe, de 69 páginas de extensión, lleva casi dos años en manos de la cúpula del PP.

Las razones que explican esta estrategia también son obvias. La comisión de investigación en la Asamblea de Madrid estará controlada por el PP, no sólo por tener mayoría absoluta, sino porque el Gobierno de Aguirre decidirá qué información acepta suministrarle.

Y es previsible que los debates se centren en personajes más o menos subalternos, como Marcos Peña o Sergio Gamón, cuya cabeza se puede cortar hoy y colocar mañana en otro puesto de la Comunidad.

El PP acepta hablar del espionaje, pero no de las sospechas de corrupción

 

Una investigación a fondo sobre las adjudicaciones del vicepresidente González es, en cambio, potencialmente explosiva para Aguirre. Y materia para examinar desde luego no falta, a la vista de lo que ya se conoce de los dossiers.

Dinero líquido y contratos ocultos

Una de las cuestiones que Ignacio González no ha aclarado es el origen de los más de 8.000 euros que costó un viaje a Johannesburgo (Suráfrica), que el vicepresidente realizó junto a su esposa y varios empresarios en marzo de 2008.

De acuerdo con un informe que El País desveló el pasado 20 de enero, el viaje fue un regalo de Enrique Sánchez en agradecimiento por los contratos públicos recibidos de la Comunidad. Una versión que negó González: "Mi viaje me lo pagué yo en metálico porque me venía bien".

González ocultó los contratos que dio al empresario con el que viajó a Suráfrica

¿Y cómo genera un funcionario público 8.000 euros en metálico? Legalmente y sin justificante bancario, sólo si recibe algún ingreso extraordinario, por ejemplo con la venta de algún bien o la recepción de una herencia.

Pero la declaración de González adquiere una relevancia especial si la relacionamos con uno de los datos que constan en el dossier que desveló Público hace una semana. "El investigado tiene una caja de caudales en Barclays donde parece ser que tiene dinero líquido", se indica textualmente en dicho informe. De momento, el vicepresidente no se ha pronunciado sobre este asunto.

En sus breves declaraciones a El País, González también aseguró que jamás le había adjudicado "nada" al empresario Enrique Sánchez. Una afirmación que resultó ser falsa. Público descubrió que el Canal de Isabel II empresa pública que preside González adjudicó un contrato de 33 millones a Segurisa y otro de 2,6 millones a Saminsa, ambas sociedades cuyo principal accionista es Enrique Sánchez. ¿Por qué ocultó el vicepresidente estas concesiones?

Adjudicaciones bajo sospecha

Ignacio González tampoco ha ofrecido ninguna explicación sobre diversas adjudicaciones públicas sospechosas, que despertaron la alarma entre sus propios compañeros de partido.

La más sorprendente fue la concesión que realizó el Canal de Isabel II para explotar un campo de golf, en el barrio madrileño de Chamberí, a un consorcio formado por las sociedades Iridium, Soto Once y Tecnoconcret.

Esta última es propiedad de José Antonio Clemente, que resultó ser socio de un hermano y un cuñado de González. Tecnoconcret era una empresa que no tenía experiencia previa en el sector y cuya actividad era mínima cuando recibió la concesión del campo de golf.

También ha sido polémica la adjudicación para gestionar la señal de las televisiones digitales locales de Madrid, que ha quedado en manos de dos empresas Centanor Spain y Secuenzia Pixels controladas por Fernando Ruano, cuñado de Ildefonso de Miguel, que es el gerente del Canal y el más estrecho colaborador de González.

En definitiva, que si el PP quiere que los ciudadanos confíen en sus proclamas a favor de la transparencia, aquí tiene cinco preguntas que siguen pendientes de una respuesta detallada.

La cuestiones que no aclara el vicepresidente

1. ¿Cuál es el origen de los 8.000 euros en metálico que, según el vicepresidente, utilizó para pagar el viaje a Johannesburgo?

2. ¿Es cierto que tiene una caja de caudales en Barclays, como se afirma en el ‘dossier’ sobre González que manejó la cúpula del PP?

3. ¿Por qué mintió el vicepresidente sobre las adjudicaciones concedidas al empresario Enrique Sánchez, con el que viajó a Suráfrica?

4. ¿Por qué adjudicó González la explotación de un campo de golf en el centro de Madrid al socio de su hermano?

5. ¿Por qué concedió la gestión de la señal de las televisiones digitales locales a empresas vinculadas al director del Canal de Isabel II y persona de su máxima confianza, Ildefonso de Miguel?