Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Siguen ataques israelíes y palestinos pese a la tregua en Gaza

Reuters ·02/02/2009 - 20:36h

Israel realizó ataques aéreos y milicianos palestinos dispararon cohetes y morteros el lunes a pesar del alto el fuego en la Franja de Gaza, aunque el ministro israelí de Defensa dijo que no era inminente otra gran ofensiva.

Respondiendo a los esfuerzos de Egipto para lograr una tregua a largo plazo, un portavoz de Hamás dijo que el grupo estaría dispuesto a detener las hostilidades durante un año si se puede alcanzar un acuerdo para levantar el bloqueo israelí en la Franja de Gaza y se reabren los cruces fronterizos.

Un avión israelí atacó un automóvil en la ciudad de Rafah en el sur de Gaza, en la frontera con Egipto. Fuentes médicas dijeron que un miliciano de los Comités de Resistencia Popular murió y otros tres resultaron heridos.

El Ejército israelí aseguró que el blanco eran extremistas que dispararon dos bombas de mortero hacia el sur de Israel. Un portavoz de los Comités de Resistencia Popular dijo que el hombre que murió era un líder del equipo de lanzamiento de cohetes.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, prometió el domingo una respuesta militar "desproporcionada" a los cohetes, que milicianos palestinos han descrito como una represalia por los últimos ataques israelíes.

Pero su ministro de Defensa, Ehud Barak, señaló que Israel no está planeando una nueva ofensiva.

"No es nuestra intención tener una operación Plomo Fundido 2", dijo en una entrevista con la página de noticias en Internet YNet.

"Dijimos que habría una respuesta y hubo una respuesta anoche", añadió haciendo referencia a los ataques aéreos del domingo.

Los comentarios de Barak chocaron con las declaraciones realizadas el domingo por la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, que dijo que, si fuera necesario, Israel montaría una nueva ofensiva en la Franja de Gaza para acabar con los disparos de cohetes transfronterizos.

"Continuaremos atacando a Hamás. Y nuestra meta estratégica no puede ser aceptar su existencia", dijo Livni en su discurso.

"Si no se ha logrado una disuasión al finalizar la campaña continuaremos hasta que entiendan el mensaje. Responderemos a cada ataque a la soberanía israelí y continuaremos tomando acciones si es necesario", agregó.

Tanto Barak, líder del Partido Laborista de centroizquierda, como Livni, presidenta del partido centrista en el poder Kadima, son candidatos para primer ministro en las elecciones del 10 de febrero en Israel.

Los sondeos de opinión prevén la victoria para el derechista Benjamin Netanyahu, de Likud.

SIN DAÑOS

Un portavoz de la policía dijo que el ataque palestino no causó víctimas ni daños.

Durante el día sonaron más sirenas advirtiendo del lanzamiento de cohetes, pero un portavoz del Ejército dijo que no había confirmación de que hubiese aterrizado ninguno en territorio israelí.

El domingo, aviones israelíes atacaron un complejo de seguridad de Hamás y túneles utilizados para el contrabando bajo la frontera entre Gaza y Egipto.

No se informó de víctimas en esos ataques, dijo el Ejército israelí. La respuesta del Estado judío se produjo tras el disparo de alrededor de una docena de cohetes y morteros contra el sur de Israel el domingo, que hirieron a dos solados y un civil.

Israel y Hamás, que controla la Franja de Gaza, declararon un alto el fuego que se hizo efectivo el 18 de enero tras una ofensiva israelí de 22 días, en la que fuentes médicas dijeron 1.300 palestinos perdieron la vida, incluyendo 700 civiles.

Durante la guerra, 10 soldados israelíes murieron en combate y tres civiles fueron alcanzados por cohetes. Israel dijo que la ofensiva buscaba acabar con el lanzamiento de cohetes de Hamás.