Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Rudy reclama más protagonismo en Portland

El escolta español agradece la ayuda de su equipo para adaptarse y asegura que le "hace ilusión ser reconocido e ir al All Star"

EUROPA PRESS ·02/02/2009 - 19:56h

EFE - El escolta español de los Trail Blazers de Portland, Rudy Fernández, conduce el balón durante el partido disputado frente a los Bobcats de Charlotte.

El escolta español de los Blazers de Portland, Rudy Fernández, ha afirmado sentirse "contento" con los primeros meses de su andadura en la NBA, aunque ha reconocido que le gustaría tener un rol más particpativo en el conjunto de Nate McMillan, anhelando disponer de una mayor capacidad para tomar decisiones sobre la cancha, tal y como sucedía durante su etapa en Europa.

"En Portland se han volcado para que esté bien, me pueda acoplar bien, y en ese sentido estoy muy satisfecho de haber cuajado bien al principio, me están dando cada vez más confianza y poco a poco voy siendo yo. Lógicamente echo de menos el rol que tenía en Europa, en la 'Penya', pero estoy contento", valoró Fernández en una entrevista concedida a Europa Press.

El escolta balear insistió en la ayuda que está recibiendo desde la franquicia de Oregón para que se aclimate pronto y consiga la confianza que le permita jugar a su verdadero nivel. "Estoy feliz por lo que estoy viviendo, por el trato del equipo, por la afición, por el entrenador, que me están ayudando muchísimo a acoplarme", expresó el '5' de los Blazers.

Precisamente sobre Nate McMillan, su técnico en Portland, tuvo palabras Rudy, agradeciendo la "confianza" depositada en él durante sus primeros pasos en la competición más dura del mundo. "Es importante que coja confianza y él me la está dando, yo sólo intento aprovechar los minutos que estoy en cancha, pero sí que es cierto que me gustaría tener más dominio de pelota y poder jugar tal y como lo hacía en la 'Penya' o con la selección".

Dureza de la NBA

El mallorquín es consciente, además, del enorme cambio que ha supuesto abandonar su club de toda la vida, el DKV Joventut, para recalar en una franquicia NBA. "Han cambiado muchas cosas, aquí juegas día sí y día no, y eso es muy difícil para alguien que es la primera vez que juega este tipo de partidos tan duros tan a menudo", indicó Rudy, que pese a su condición de 'rookie' se ganó el cariño de la afición de los Blazers rápidamente.

En ese sentido, una de las anécdotas que el balear siempre recordará será el apoteósico recibimiento que le brindaron los aficionados a su llegada a Portland, donde cientos de seguidores corearon su nombre sin haber llegado a debutar con la camiseta del equipo, lo que denota las esperanzas depositadas por la 'parroquia Blazer' en la figura del español.

"Lo del aeropuerto fue inusual, incluso los directivos se quedaron muy sorprendidos, porque eso no es nada habitual en el caso de los novatos", aseguró Fernández, al que los aficionados de los Blazers ya conocían por su rendimiento durante los Juegos Olímpicos, en los que el balear fue uno de los principales estiletes de España, que se alzó con la plata olímpica tras plantar cara en la final al poderoso combinado de Estados Unidos, plagado de jugadores consagrados en la NBA.

"No tenemos que obsesionarnos con los play-offs"

Por otro lado, el español está contribuyendo a la ilusionante campaña que están llevando a cabo los Blazers, uno de los equipos con mayor talento joven en sus filas, y que parecen preparados para jugar la fase final de la temporada este mismo año, aunque el '5' del cuadro de McMillan prefiere tomárselo con calma.

"Hay que ir partido a partido, es cierto que el principio de temporada está siendo bueno, pero no hay que obsesionarse con entrar en los 'play-offs', nosotros tenemos que seguir en la misma línea, lograr ser un equipo fuerte porque seguro que vendrán momentos muy difíciles", valoró Rudy a Europa Press, que sin embargo sí reconoció que jugar la fase final en la Conferencia Oeste es "el reto más inmediato" de los pujantes Blazers.

"Jugar el partido de los rookies es una gran ilusión"

 
El balear hará historia en el 'All Star' de Phoenix al convertirse en el primer europeo en disputar el concurso de mates. "Ser parte del concurso de mates es una gran oportunidad para mí, es la primera vez que un jugador europeo va a participar en él y creo que es algo muy bueno para el baloncesto en Europa", aseguró el internacional español.

Y es que el escolta de los Blazers no pierde de vista las evolucones de su compañero y amigo en la selección nacional, que también está afrontando el duro debut en la NBA, en su caso en las filas de los Grizzlies de Memphis, franquicia en la que dio sus primeros pasos su hermano Pau Gasol, hoy aspirante al anillo con los Lakers.

"A Marc lo estoy viendo muy bien, es uno de los mejores 'rookies', está demostando tener la cabeza firme y estar para lo que tiene que estar, que es ayudar al equipo. Es cierto que tanto él como yo no estamos teniendo los galones que podíamos tener antes, él en Girona y yo en la 'Penya', pero seguro que en dos o tres años podremos asumir ese liderazgo", apuntó el mallorquín, de 23 años.