Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Wen Jiabao afirma que China considera un nuevo plan de estímulo económico

EFE ·02/02/2009 - 10:34h

EFE - El primer minsitro británico Gordon Brown (i) y su homólogo chino, Wen Jiabao (d), ofrecen una rueda de prensa en la Oficina de Exteriores en Londres, Reino Unido, hoy 2 de febrero de 2009. Wen se ha entrevistado hoy con el primer ministro británico, con quien analizó el momento actual de la crisis y posibles soluciones a la recesión que afecta a la mayoría de países occidentales. El domingo, el primer ministro se reunió con el líder conservador David Cameron, en el inicio de la quinta etapa de su gira europea, en una visita al Reino Unido contra la que protestaron varios grupos de defensa de los derechos humanos y en favor de la independencia de Tíbet.

El Gobierno chino está considerando un nuevo plan de estímulo para la economía de su país, que se sumará al paquete de impulso fiscal por valor de 575.000 millones de dólares aprobado el año pasado, según afirma el primer ministro chino, Wen Jiabao, en una entrevista que publica hoy el Financial Times.

"Podríamos adoptar más adelante nuevas, oportunas y decisivas medidas. Todas estas medidas deben ser tomadas de manera preventiva antes de que se produzca un repliegue económico", dice Wen en sus declaraciones, coincidiendo con su visita oficial al Reino Unido.

En una de las pocas entrevistas que ha concedido, el mandatario chino no descarta explícitamente una devaluación del renminbi (yuan), pero subraya que la intención del Gobierno de Pekín es mantener su divisa estable en "un nivel equilibrado y razonable".

Y añade: "Mucha gente no se da cuenta de una cosa. Si hay una fluctuación drástica de la tasa de cambio del renminbi, será un gran desastre".

Sin entrar en grandes detalles, Wen explica que el objetivo del Gobierno es devolver la economía china a un ritmo de crecimiento "en torno al 8 por ciento", después de que la tasa cayera al 6,8 por ciento en el último trimestre de 2008, mediante grandes inversiones públicas en infraestructuras y préstamos a particulares.

Wen confirma que el presidente estadounidense, Barack Obama, y el presidente chino, Hu Jintao, hablaron la semana pasada después de que el secretario estadounidense del Tesoro, Tim Geithner, manifestara que China está sosteniendo artificialmente el valor de su moneda frente al dólar.

El primer ministro chino asegura que Pekín está dispuesto a "reforzar la cooperación" con Washington para cooperar en la búsqueda de soluciones a la crisis financiera internacional, pero recuerda que en EEUU hay "diferentes voces".

Wen se refiere las resistencias proteccionistas que las inversiones chinas encuentran por parte del Congreso de EEUU.

China es la principal fuente de financiación del gigantesco déficit de Estados Unidos y, según Wen, está dispuesto a seguir comprando parte de esa deuda y mantener su valor, pero descarta que vaya a utilizar sus reservas para dejar más dinero al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para gestionar la crisis.

Antes, dice el mandatario chino, hay que reformar ambas instituciones, en las que Pekín quiere tener una mayor influencia y derecho de voto, lo que supondría menor influencia por parte de los países europeos.

Sobre el cambio climático, asegura que su Gobierno está tomando iniciativas para regular las emisiones de dióxido de carbono CO2 a la atmósfera e incrementar la eficiencia energética, pero declara que su país no aceptará que se ponga un "límite cuantitativo" a sus emisiones en la próxima cumbre sobre el clima en Copenhague.

Wen se entrevista hoy con el primer ministro británico, Gordon Brown, con quien analizará el momento actual de la crisis y posibles soluciones a la recesión que afecta a la mayoría de países occidentales.

El domingo, el primer ministro se reunió con el líder conservador David Cameron, en el inicio de la quinta etapa de su gira europea, en una visita al Reino Unido contra la que protestaron varios grupos de defensa de los derechos humanos y en favor de la independencia de Tíbet.