Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Nueva herramienta predice resultado de mujeres en cáncer de mama

Reuters ·02/02/2009 - 12:53h

Por Will Dunham

Evaluar cómo interactúan varias proteínas en los tumores puede ayudar a predecir qué posibilidades tiene una mujer de sobrevivir al cáncer de pecho, lo que permitiría a los médicos personalizar mejor el tratamiento, informaron investigadores canadienses.

Saber desde el comienzo que el pronóstico de una mujer particular es malo podría permitir a los médicos brindarle directamente un tratamiento más agresivo, aunque suele ser difícil establecer qué pacientes con cáncer mamario responderán bien a la terapia y cuáles no.

Los investigadores analizaron redes de proteínas, compuestos químicos vitales en el proceso celular, en el tejido con cáncer de mama de 350 mujeres de Estados Unidos y Europa.

El equipo halló que las pacientes que sobrevivían a la enfermedad tenían una organización diferente de la red de proteínas dentro de las células cancerosas, comparado con aquellas mujeres que morían.

En un artículo publicado en la revista Nature Biotechnology, los autores dijeron que evaluar estas interacciones de las proteínas les permitió predecir con exactitud, en el 82 por ciento de las pacientes, si el cáncer mamario las mataría o no.

"Nos enfocamos en el cáncer como un problema sobre cómo se comunican las proteínas unas con otras; o cómo interactúan con las demás en redes", dijo en una entrevista telefónica Jeff Wrana, del Hospital Mount Sinai en Toronto, quien dirigió el estudio.

"Podría ayudar a aplicar directamente las terapias adecuadas para cada paciente individual", añadió el experto.

Los investigadores observaron 30.000 interacciones de proteínas en unas 8.000 pacientes. Luego identificaron un grupo central de alrededor de 250 proteínas más importantes en la predicción de la supervivencia de las pacientes. Muchas de ellas regulaban las acciones de otras proteínas.

Si una paciente recientemente diagnosticada presenta las interacciones que sugieren malos resultados, un médico podría darle un tratamiento más agresivo a través de cirugía, quimioterapia y radiación.

El Hospital Mount Sinai tiene una patente sobre el proceso y los expertos formaron una compañía con sede en Toronto, llamada DyNeMo Biosystems, para explorar sus aplicaciones comerciales.

Los tumores de pecho son la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres en todo el mundo. Anualmente mueren alrededor de 465.000 mujeres.