Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Corbacho quiere modificar los ERE temporales para trabajadores de más de 50 años

EFE ·02/02/2009 - 10:56h

EFE - El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha avanzado hoy que tiene intención de impulsar en unos dos meses una reforma de los Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporales que afectan a los trabajadores mayores de 50 años y que penalizaría a las empresas que "abusan" de las prejubilaciones.

En una entrevista en TV3 recogida por Efe, Corbacho ha dicho que actualmente "a muchos trabajadores entre los 53 y los 61 años afectados por un ERE temporal no les es rentable volver a trabajar porque, al aceptar un nuevo empleo, pierden el convenio firmado con la empresa" en la que habían trabajado.

Con el fin de evitar esta situación, el ministro ha propuesto que se "congelen los beneficios de los convenios" en caso de que estos empleados afectados por un ERE temporal vuelvan a trabajar, pudiendo "recuperar los beneficios" en caso de perder nuevamente el empleo antes de los 61 años, edad en que se puede solicitar la prejubilación.

Corbacho ha advertido también que la presentación de un ERE temporal por parte de una empresa que se encuentra en beneficios "no puede costarle dinero a las administraciones públicas".

En este sentido, el ministro de Trabajo ha indicado que es favorable a "penalizar a las empresas que abusen de las prejubilaciones a los 50 años", y ha insistido en que "una empresa que jubile a personas de 50 años debería ser penalizada, no tendría que ser premiada".

Corbacho ha admitido que "hay que combatir esta idea cultural de que las personas de 50 años ya no sirven para nada" porque "a los 50 años se está en la plenitud de la vida, y es cuando la experiencia acumulada puede servir más".

Estas dos medidas deberían de ser aprobadas "urgentemente", ha manifestado el titular de Trabajo.

Según el ministro, ya se está en conversaciones con los sindicatos y las patronales con el objetivo de "hacer una reforma rápida, a través de un decreto ley o de una reforma acotada".

En el transcurso de la entrevista, el ministro ha declarado también que "no puede certificar" si se llegará a la cifra de cuatro millones de parados en España como prevé la Unión Europea, aunque se ha mostrado optimista en que las medidas promovidas por el gobierno central "frenarán el aumento de desocupados".

En este sentido, Corbacho ha declarado que "un país con tres millones de parados no puede seguir contratando trabajadores fuera" si hay parados en España -inmigrantes o no- que pueden realizar estos trabajos, como en los sectores de la construcción, la restauración o las tareas domésticas.

En cambio, ha dicho que "sí se puede contratar fuera personal sanitario, porque no hay ni en Cataluña ni en España".

En su opinión, "es necesario incentivar políticas activas" para reducir el período de paro de los desempleados.

El ministro ha manifestado la "necesidad de reformas", aunque se ha mostrado contrario a "universalizar los subsidios".