Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

El Gobierno de Olmert impulsa las construcciones ilegales en Cisjordania

El diario 'Haaretz' desvela un informe que demuestra que el 75% de los asentamientos judíos en esa zona son ilegales

EFE ·02/02/2009 - 10:32h

EFE - Albañiles palestinos esperan a ser recogidos por algún transporte al lado de una enorme construcción en el poblado cisjordano de Maale Adumin, al oeste de Jerusalén. En el lado izquierdo de la imagen se vé un cartel promocionando el proyecto en hebreo. Un informe secreto elaborado por el Ministerio de Defensa de Israel demuestra que el Gobierno toleró e impulsó la construcción ilegal sobre tierras privadas palestinas en las colonias judías en Cisjordania, según el diario Haaretz.

Un informe secreto elaborado por el Ministerio de Defensa de Israel demuestra que el Gobierno toleró e impulsó la construcción ilegal sobre tierras privadas palestinas en las colonias judías en Cisjordania, informa hoy el diario Haaretz.

Los datos contenidos en el informe 'Spiegel' comenzaron a recopilarse hace cuatro años y señalan que esas edificaciones construidas sobre terrenos pertenecientes a particulares palestinos no son únicamente viviendas de colonos, sino también comisarías de policía, oficinas municipales o parques de bomberos.

Los datos del dossier documentan que el 75 por ciento de los asentamientos judíos en territorio palestino se ha construido sin la preceptiva autorización y que, en al menos 30 de las más de 120 colonias, se ha edificado de forma ilegal sobre tierras privadas pertenecientes a ciudadanos palestinos.

Otro salto de las leyes internacional

Las colonias judías en Cisjordania son consideradas ilegales por la legislación internacional, pero los tribunales y autoridades israelíes permiten la edificación en los principales bloques de asentamientos, que el Estado judío considera que quedarán en suelo israelí en cualquier acuerdo de paz con los palestinos.

El informe, elaborado por un equipo dirigido por el general Barruch Spiegel, ayudante del entonces ministro de Defensa, Shaul Mofaz, demuestra sin embargo que la mayoría de las colonias se expanden de forma ilegal para la propia legislación israelí bajo el conocimiento del Gobierno.

De hecho, la construcción ilegal, señala el diario, es impulsada por el propio Ejecutivo de Israel a través del Ministerio de Construcción y Vivienda y no es controlada por la llamada Administración Civil, organismo que se ocupa de administrar los territorios palestinos ocupados.

Según el diario Haaretz, el 'Informe Spiegel' no ha sido difundido por el Ministerio de Defensa por considerarse "dinamita política" que podría "poner en peligro la seguridad nacional y dañar las relaciones exteriores de Israel".

La información contenida en ese dossier es contraria a la postura oficial del Estado que señala, por ejemplo, en la página web del Ministerio de Exteriores que: "Las acciones de Israel referentes al uso de la tierra bajo su administración son tomadas con estricta consideración de las normas de la legislación internacional. Israel no requisa tierras privadas para el establecimiento de colonias".