Archivo de Público
Lunes, 2 de Febrero de 2009

Obama dice que una cifra importante de soldados podría regresar de Irak en un año

EFE ·02/02/2009 - 00:57h

EFE - Preguntado si muchas de las tropas que ven el partido desde Irak podrán ver la próxima "Super Bowl" desde casa el año próximo, Barack Obama respondió que "sí". EFE/Archivo

Un número importante de soldados de Estados Unidos en Irak podría regresar pronto a su país en el plazo de un año, afirmó hoy el presidente Barack Obama, en una entrevista emitida por la cadena NBC.

"Estamos en posición de empezar a depositar más responsabilidades sobre los iraquíes, y esa es la buena noticia no sólo para las tropas sobre el terreno sino sus familias, que acarrean una enorme carga", declaró el presidente, en una entrevista con ocasión de la final de fútbol americano, la "Super Bowl".

Preguntado si muchas de las tropas que ven el partido desde Irak podrán ver la próxima "Super Bowl" desde casa el año próximo, Obama respondió que "sí".

Su Gobierno, explicó, dará a conocer en los próximos días sus intenciones sobre los niveles de tropas en Irak. En la actualidad cerca de 142.000 soldados estadounidenses permanecen destacados en el país árabe.

Según explicó en la entrevista, concedida desde la Sala de Mapas de la Casa Blanca, llegó a esta conclusión tras extensas consultas con sus mandos militares y después del éxito de las elecciones provinciales desarrolladas en Irak este sábado.

El presidente estadounidense prometió en su discurso de investidura, el 20 de enero, que durante su mandato comenzaría la salida "responsable" de Irak.

Desde su investidura, Obama se ha reunido en dos ocasiones con los mandos militares, a los que pidió que le tracen un plan para comenzar la salida gradual del país árabe.

El presidente de Estados Unidos es partidario de dedicar más recursos a la guerra en Afganistán.

En su entrevista, Obama también expresó su confianza en que algunos republicanos acabarán dando su apoyo al plan de recuperación económica que él defiende y que se debate en el Congreso.

El plan, dotado con cerca de 819.000 millones de dólares, ya recibió el visto bueno de la Cámara de Representantes, aunque sin ningún voto republicano a favor, y esta semana entrante pasará al Senado.

Los republicanos critican varias partidas de gasto en infraestructuras del plan, que consideran que harán poco por estimular la economía.

Obama, que hoy verá la "Super Bowl" junto a una quincena de legisladores republicanos y demócratas en la Casa Blanca, aseguró que lo importante es que el proyecto de ley quede aprobado, no con cuántos votos o con cuánta proporción de qué partido.