Archivo de Público
Sábado, 31 de Enero de 2009

Serena Williams consigue su cuarto Open de Australia

La estadounidense se impone a la rusa Dinara Safina por 6-0 y 6-3 en la final femenina del torneo. Además, la pequeña de las hermanas Williams le arrebata el número uno a la serbia Jelena Jankovic

AGENCIAS ·31/01/2009 - 10:53h

EFE - Serena Williams ha arrollado en la final a su contrincante y, además, se ha hecho con el número uno del mundo.

La estadounidense Serena Williams se hizo con su cuarto título del Open de Australia y el décimo Grand Slam de su carrera, al vencer hoy en la final a la rusa Dinara Safina, por 6-0 y 6-3 en 59 minutos, que apenas pudo sumar tres juegos ante la avalancha de juego que se le vino encima.

La menor de la Williams cumplió con su peculiar tradición de ganar el Open de Australia en años impares sumando otra muesca a su revólver: 2003, 2005, 2007 y 2009. Este cuarto triunfo resultó especialmente sencillo, ya que la estadounidense salió como un ciclón al Rod Laver Arena para dejar sin argumentos a Safina, que jugaba su primera final en un 'grande'.

El premio para Williams es doble, ya que a su entorchado suma el número uno mundial, relegando de esta plaza a la serbia Jelena Jankovic, que cayó contra Marion Bartoli en octavos de final y cae hasta el tercer puesto. Serena recupera el puesto de número uno del mundo por tercera vez en su carrera. En total ha permanecido en este puesto 61 semanas, en dos periodos

A sus 27 años, la estadounidense retorna al trono del tenis mundial femenino que ya ocupó en 2002.

Pocas posibilidades para Safina

Las esperanzas de Safina pronto quedaron sepultadas: el primer set apenas duró 22 minutos. Bloqueada y superada por su rival, la rusa sucumbió en la misma pista que coronó a su hermano Marat hace cuatro años. Recuperó migajas de su juego en el segundo set, pero ya era tarde porque la ganadora jugaba tocada por una varita.

Con este arrollador triunfo, la nueva número uno alcanza la cifra de diez grandes

La estadística de la final despeja cualquier tipo de duda, ya que Williams sumó 58 puntos, 30 más que Safina. Un día más, la de Michigan encontró su mejor herramienta en la potencia, argumento que le permitió sumar 23 golpes ganadores en contraste con los siete errores no forzados que cometió, el habitual lastre de su juego, sacudido hoy.

Con este arrollador triunfo, la nueva número uno mundial alcanza la cifra redonda de diez 'grandes', séptima tenista que lo logra en la historia. Además de los cuatro títulos australianos, se ha adjudicado en tres ocasiones el Abierto de Estados Unidos, en dos Wimbledon y en una Roland Garros.

A su dilatado palmarés su unen 23 títulos más jugando en solitario y otros 14 en la modalidad de dobles junto a su hermana Venus, incluído este mismo Open de Australia 2009 que ganaron ayer frente a la eslovaca Daniela Hantuchova y la japonesa Ai Sugiyama por un doble 6-3.