Archivo de Público
Jueves, 29 de Enero de 2009

Un 56,2% de alumnos homosexuales ha sido acosado en el colegio

Así lo revela un estudio de la Federación Estatal de Lebianas, Gays, Transexuales y Bisexuales

PATRICIA RAFAEL ·29/01/2009 - 15:38h

Más de la mitad (56,2%) de los jóvenes que se declaran homosexuales aseguran que han sufrido o sufren violencia física o psicológica durante su edad de escolarización. Sólo un 23,4% ha contado con el apoyo de sus profesores y algo menos de la mitad, un 47,2%, considera negativa la actitud de su familia con respecto a su identidad sexual. Son datos presentados ayer por la Federación Estatal de Lebianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y extraídos de una encuesta realizada entre 350 jóvenes de 14 a 25 años.

A la vista de los resultados y de otros tres estudios realizados en ámbitos educativos en los últimos tres años la asociación ha decidido declarar 2009 como el año de la Diversidad afectivo-sexual en la Educación. "Hemos conseguido la igualdad legal, pero aún queda conseguir la igualdad social y creemos que la mejor herramienta para ello es la educación", señala el presidente de la FELGTB, Antonio Poveda.

La FELTGB aplaude el apoyo del Supremo a Ciudadanía

La principal asociación en defensa de los derechos del colectivo homosexual se congratuló del fallo del Tribunal Supremo que ilegaliza la objeción a la asignatura obligatoria de Educación para la Ciudadanía. "Ha sido el mejor regalo para iniciar esta campaña, porque con el fallo ha quedo claro que educar en los valores constitucionales y de igualdad no es adoctrinamiento", dijo Poveda.

Valores transversales

Para Jesús Generelo, coordinador de Educación de la FELGTB, es imprescindible que se "respeten todas las diversidades afectivas sexuales, que están además recogidas en la LOE". El experto se mostró muy preocupado por los "altos índices de agresiones y de homofobia". Subrayó, sobre todo, el dato al que apuntaron los encuestados: la violencia, tanto psíquica como física, proviene tres veces más de los hombres que de las mujeres. Para Generelo estos datos ponen de manifiesto que "hay que formar en otra masculinidad, ya que aún se educa en el sexismo y en la homofobia".

Los varones son asimismo quienes sufren más la violencia, el 65,7% de ellos, frente al 42,8% de las chicas. La autora de la investigación, Marta Garchitorena, explicó que la menor visibilidad de las lesbianas frente a los gays las proteje, paradójicamente, de sufrir violencia. Asimismo, la autora destacó que los chicos encuestados tienen más amistad con chicas que con chicos. "Con todos estos datos delante tenemos que cuestionar los modelos de pareja que estamos enseñando", explicó.

Sin sentimiento religioso

Para el responsable de Educación de la FELGTB es también revelador que el 66% de los encuestados afirme no pertenecer a ninguna religión, "cuando el 76% de los jóvenes [según el Informe Juventud en España 2008] se declara católico". "La actitud de intolerancia e incluso de agresividad verbal que practican la mayor parte de las religiones puede estar produciendo un rechazo por parte de las nuevas generaciones de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales", destaca el informe.

"Si un alumno llama maricón a otro, el profesor debe intervenir"

Generelo añade en relación a la religión: "Los jóvenes parecen no estar dispuestos a aguantar por más tiempo unas imposiciones morales totalmente irreconciliables con su realidad más íntima y profunda".

La principal conclusión de la encuesta, según destacaron sus responsables, es que los jóvenes homosexuales y transexuales "están en riesgo de exclusión y les falta apoyo, tanto por parte de la familia como del profesorado".

Y aunque para la Federación la enseñanza de la Ciudadanía es fundamental, la asociación reclama a la sociedad y a las administraciones ir más allá y lograr que el respeto a la diversidad sexual "se integre de forma longitudinal y transversal en el sistema educativo", destacó Generelo, que dio un ejemplo: "Si un alumno llama a otro maricón en medio de clase, el profesor debe intervenir, sea en la materia que sea, igual que si se minusvalora a la mujer o al inmigrante".

Enseñanzas transversales

Generelo aportó un segundo ejemplo: "Hay que trabajar en todas las materias, como en Literatura, donde en la mayoría de las clases se pasa de puntillas por la homosexualidad de Federico García Lorca o de Oscar Wilde, cuando es casi imposible entender buena parte de su obra si no se explica su identidad sexual".

La FELGTB realizará muchas actividades este año para llamar la atención sobre la tolerancia en la diversidad sexual. Sobre todo reclamará más implicación a las administraciones: "Es urgente una campaña contra la homofobia en el ámbito educativo y que se forme al profesorado en la atención a esta diversidad".