Archivo de Público
Jueves, 29 de Enero de 2009

Los grupos rechazan las comparecencias urgentes de Zapatero, Solbes y Bermejo

El titular de Justicia sí comparecerá antes del 18 de febrero, jornada en la que los jueces, tal y como han anunciado, efectuarán sus protestas

EFE ·29/01/2009 - 12:06h

Los grupos parlamentarios han rechazado de nuevo que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente, Pedro Solbes, acudan al Congreso con urgencia para hablar de la crisis, al tiempo que han descartado la del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

El titular de Justicia sí comparecerá antes del 18 de febrero, jornada en la que los jueces, tal y como han anunciado, efectuarán sus protestas, pero no será una comparecencia extraordinaria, sino dentro del periodo de sesiones, que comenzará la próxima semana.

Así lo ha acordado hoy la mayoría de los grupos en la última reunión de la Diputación Permanente en este periodo sin actividad parlamentaria.

ERC-IU-ICV, así como el PNV, habían solicitado la comparecencia extraordinaria del titular de Justicia ante los anuncios de los jueces de efectuar protestas el 18 de febrero y una posible huelga a finales de junio, pero debido al compromiso del grupo del PSOE de que Bermejo, antes de esa jornada, acudirá a la Cámara Baja, optaron por retirar sus solicitudes.

ERC-IU-ICV, así como el PNV, habían solicitado la comparecencia extraordinaria del titular de Justicia

Por tanto, la Diputación Permanente votó las tres peticiones del PP para que Zapatero, Solbes y Bermejo acudieran cuanto antes a la Cámara Baja, pero las tres fueron rechazadas.

Ya estaba acordado por los propios grupos, menos el PP, que Zapatero comparecerá el día 10, mientras que Solbes hará lo propio unos días después.

El PP se queda solo

El PP se ha quedado solo. Según fuentes parlamentarias, el jefe del Ejecutivo intervendrá en la tarde del 10 de febrero, y se espera que el vicepresidente económico, Pedro Solbes, comparezca previsiblemente una semana después.

La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha incidido en que el hecho de que Zapatero acuda al Congreso a hablar de economía "es un estado de necesidad", y ha censurado la "táctica de omisiones que lleva urdiendo" el presidente del Gobierno desde las pasadas elecciones, que "le impide alejarse de la senda del engaño".

"Vengo a arrimar el hombro", ha dicho Sáenz de Santamaría, quien ha detallado las recetas que, a su juicio, es necesario aplicar para salir cuanto antes de la crisis económica y dar la vuelta a los "escalofriantes" datos del paro: bajar los impuestos, más austeridad y reformas estructurales.