Archivo de Público
Jueves, 29 de Enero de 2009

Obama prepara una carta de reconciliación con Irán

El departamento de Estado prepara una misiva para sentar las bases de una nueva relación con Teherán, según 'The Guardian'

PÚBLICO.ES ·29/01/2009 - 09:36h

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, tendrá lo que reclamaba ayer dentro de poco según publica este jueves The Guardian. El mandatario iraní pidió, en clara alusión a los llamamientos de Obama al entendimiento, que "aquellos que desean el cambio deberán disculparse" con su país. El diario británico tuvo acceso al borrador de la carta que la administración del nuevo presidente de EEUU piensa enviar a Teherán para tratar de calmar los ánimos de Ahmadineyad. En ella, Obama trata de romper con la política de su predecesor, George Bush, que situó al país en el famoso 'eje del mal', y prepara una misión diplomática encabezada por Dennis Ross.

De acuerdo con las informaciones de The Guardian, el departamento de Estado que dirige Hillary Clinton, empezó a trabajar en la carta después de que Obama recibiera las felicitaciones de Ahmadineyad el pasado 6 de noviembre en un telegrama. Para los diplomáticos estadounidenses, la carta será un claro gesto de que el nuevo presidente quiere cambiar las relaciones con Teherán.

Los asesores de Clinton han elaborado hasta tres borradores de la carta, en la que se asegura que Washington no piensa en enfrentarse al régimen islámico de Irán. Sin embargo, sí pide un cambio de rumbo en la política de Teherán. Uno de los borradores propone al Gobierno iraní una comparación con el nivel de vida de sus vecinos y muestra la gran evolución que podría conseguir si descarta su discurso belicista.

Palabras y hechos

En una entrevista en la cadena de televisión de Dubai, Al Arabiya, Obama tendió una mano al mundo musulman. La respuesta de Ahmadineyad ayer no se hizo esperar. El presidente iraní dijo que esperaba que el cambio en la presidencia norteamericana sirviera para mejorar las relaciones entre ambos países. "Esperamos esos cambios, y si se producen serán bienvenidos", dijo. Sin embargo, exigió una disculpa de Washington por su apoyo al golpe de Estado de 1953 y por el derribo de un avión de pasajeros en 1988.

Obama quiere acelerar al máximo los movimientos diplomáticos por temor a que Israel decida bombardear los centros de enriquecimiento de uranio iraníes. El nuevo presidente tiene previsto enviar a su consejero Dennis Ross al país para empezar una misión diplomática en la zona. Ross, que trabajó intensamente en Oriente medio para la administración Clinton, está considerado por los seguidores del Ayatolá Jameini como un miembro del 'lobby sionista'.

Aún no está decidido quién será el destinatario de la carta. La principal opción es remitir la misiva directamente a Jameini, aunque otra posibilidad es que se publique la carta como un mensaje a toda la población.

Desde que tomara posesión, Obama ha tomado la batuta de las relaciones diplomáticas con los países árabes con mucha más fuerza de lo esperado, en un intento de corregir errores y de atajar cuanto antes un problema que para él es clave en la lucha contra el terrorismo islamista y para cambiar la imagen que estos países tienen de EEUU.