Archivo de Público
Jueves, 29 de Enero de 2009

Los secretarios judiciales abren otro frente con Justicia

Advierten que no consentirán mejoras a los jueces que les discriminen

ÁNGELES VÁZQUEZ ·29/01/2009 - 08:00h

Mónica Patxot - El ministro Bermejo se reunió ayer con los fiscales, dos días después de hacerlo con los jueces.

A ellos no les preocupa si son los jueces o son los secretarios judiciales los que ponen fecha a los juicios, pero no quieren quedar excluidos de las negociaciones iniciadas en la Justicia a partir de la amenaza de huelga de los primeros. "No consentiremos tampoco que se alcancen compromisos de mejora de las condiciones laborales de otros Cuerpos de la Justicia que incrementen la discriminación que sufre nuestro colectivo", advierten en un comunicado firmado por el Colegio Nacional y la Unión Progresista de Secretarios Judiciales, las asociaciones mayoritarias del gremio.

El documento, que dedica el primero de sus siete puntos a reiterar su "compromiso por la modernización", será tratado en próximas juntas o asambleas, que ambas asociaciones proponen convocar.

En su advertencia, los secretarios no hablan de medidas de presión, que se acordarán en dichas juntas, ni mencionan a los jueces. "También nos referimos a las comunidades autónomas que han hecho subidas salariales a sus funcionarios, respecto a las que nos hemos quedado desfasados, porque desde 2003 los secretarios no hemos tenido ninguna mejora", explicó Rafael Lara, portavoz del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales.

Garantizar la fe pública

"No podemos ser el único país donde no se dé la seguridad jurídica a los ciudadanos de la fe pública"

Para Lara lo fundamental es que la reforma procesal necesaria para implantar la oficina judicial pendiente desde 2003 garantice la fe pública en los juicios, lo que no debe confundirse con documentar las vistas con métodos tecnológicos. "No podemos ser el único país donde no se dé la seguridad jurídica a los ciudadanos de la fe pública", explicó.

Por su parte, los vocales del Consejo General del Poder Judicial empezaron ayer a analizar la postura que adoptará el órgano frente a la huelga de jueces convocada para el 18 de febrero por más del 20 por ciento de la carrera judicial, aunque no adoptará un acuerdo formal hasta el próximo lunes, tras reunirse con las asociaciones judiciales, ya que "no está claro si su posición es común o divergente", informa Efe.

Servicios mínimos

Los vocales también estudian, al igual que la Abogacía del Estado, el problema que plantea quién debe establecer unos servicios mínimos que nadie está legitimado para fijar.