Archivo de Público
Jueves, 29 de Enero de 2009

El PSOE rectifica y no citará a los banqueros

José Antonio Alonso aclara que los bancos y cajas no deben dar explicaciones en el Congreso, sino ante sus accionistas

LUIS CALVO ·29/01/2009 - 08:00h

Zapatero durante la reunión que mantuvo en noviembre con los representantes de los bancos.

El PSOE dio ayer un paso atrás en su intención de que controlar en sede parlamentaria el destino del plan de avales del Gobierno. Si hace una semana José Antonio Alonso se mostraba favorable a la comparecencia, registrada por ICV, de los presidentes de las seis principales entidades financieras españolas, ayer el portavoz socialista matizó sus palabras: El PSOE respaldarán la comparecencia de "expertos" de la Asociación Española de Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), pero "de momento" no la de los de ninguna entidad concreta.

La nueva postura socialista no se debe a ningún cambio en la percepción del problema. Alonso reconoció ayer que "en la calle existe la preocupación de que el crédito no llegue adecuadamente" y aseguró que el Gobierno trata de dar "una respuesta a esa inquietud". Para ello, los socialistas creen que, sin embargo, que es necesaria una explicación que englobe "todo el sistema", y no "sólo una parte del mismo".

"No machacar a nadie"

Ante la extrañeza de los periodistas, el portavoz del PSOE trató de explicar más a fondo la postura de su partido. Los socialistas consideran que el objetivo de las comparecencias debe ser buscar una explicación de las causas del "déficit crediticio", no "machacar a nadie". Alonso subrayó esa idea varias veces y recordó que "el parlamento no está para controlar la actividad de un banco u otro". "Estos responden ante sus accionistas", aclaró.

La nueva postura socialista deja a la iniciativa de ICV pocas probabilidades de prosperar y aleja la posibilidad de que los presidentes del Banco Popular, Angel Ron, de La Caixa, Isidro Fainé, de Caja Madrid, Miguel Blesa, de Unicaja, Braulio Meldel, del Santander, Emilio Botín, y del BBVA, Francisco González, acudan a explicar el destino de los fondos subastados por el Gobierno. Aunque, al no tratarse de una comisión de investigación, ninguno está obligado a comparecer, este último se mostró ayer "encantado" de hacerlo en el caso de que fueran llamados.

En manos del PSOE

Junto a los banqueros, Herrera reclama también la comparecencia de los máximos dirigentes de AEB y CECA, Miguel Martín Fernández y Juan Ramón Quintas, respectivamente. En este punto es en el único en el que se mantiene el apoyo del PSOE. El PP, por su parte, reclama que tratará de forzar antes las explicaciones el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y el vicepresidente económico, Pedro Solbes.

Por el momento, la iniciativa ya ha superado su primer trámite. El lunes, con el voto a favor del PSOE, la Mesa dio su visto bueno y trasladó a la Comisión de Economía la decisión sobre las comparecencias. Aunque PNV y CiU no parecen mostrar reticencias, la negativa del PP deja todo en manos socialistas.

Tras reiterar la exigencia de explicaciones, el portavoz de ICV, Joan Herrera, confesó ayer su "perplejidad" por que el BBVA y el Santander hubieran "presumido de beneficios mientras muchos clientes ven rechazadas sus peticiones de crédito".