Archivo de Público
Miércoles, 21 de Noviembre de 2007

Los bebés distinguen a los buenos

Con seis meses ya se distingue a las personas solidarias de las que no lo son

JAVIER YANES ·21/11/2007 - 21:17h

Cualquiera que haya tenido hijos pensaría que un bebé de seis meses es capaz de formarse poco juicio sobre otros, más allá de la relación que establece con quienes atienden a sus necesidades. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Yale (EEUU) que hoy publica Nature demuestra que se fijan, y mucho, en cómo otros se relacionan con los demás. Los bebés lo tienen claro: a la hora de elegir, escogen a los que ayudan a otros.

El esquema experimental ideado por los psicólogos Hamlin, Wynn y Bloom consiste en un curioso guiñol geométrico. Por una colina asciende trabajosamente un esforzado círculo con ojos. Un segundo personaje, un triángulo, le ayuda empujándole pendiente arriba, mientras que un perverso cuadrado trata de bloquearle la subida. Al presentarles una bandeja con el bueno y el malo de la película, los 12 bebés de 6 meses sometidos a la prueba no dudaron: se quedaron con el simpático triángulo. Lo mismo hicieron 14 de 16 pequeños de 10 meses.

Los autores apuntan que “la capacidad de evaluar a otros es esencial en la navegación social” y que nace de una adaptación biológica primitiva en la que se basa el pensamiento moral.