Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

Pe, una chica de oro

Penélope Cruz optará al Oscar a la mejor actriz secundaria por su papel en 'Vicky Cristina Barcelona' // 'El curioso caso de Benjamin Button', dirigida por David Fincher, gran triunfadora con 13 nominaciones

ISABEL PIQUER ·22/01/2009 - 22:50h

Penélope Cruz volverá a competir por un Oscar. La actriz española fue nominada ayer al premio a la mejor actriz secundaria por su papel de esposa celosa y desquiciada en la película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona. Este año la Academia ha repartido las nominaciones entre una superproducción de tintes místicos y una película independiente ambientada en la India, al encumbrar El curioso caso de
Benjamin Button y Slumdog Millionaire.

Siguiendo el ritual de todos los años, Hollywood se levantó a una hora indecentemente temprana (5.30 de la mañana en Los Ángeles) para anunciar el nombre de los protagonistas de la mayor gala del cine, el próximo 22 de febrero.

Cruz, la única actriz española que ha aspirado a una estatuilla, competirá en su categoría con la gran favorita, Viola Davis, una madre traumatizada en el drama católico La duda; con Amy Adams, que hace de monja en el mismo largometraje; Taraji P. Henson, por criar a Brad Pitt/Benjamin Button, y Marisa Tomei  por El luchador. Al menos no tendrá que lidiar con Kate Winslet, Globo de Oro por hacer de ex guardiana nazi en
The Reader y que la Academia ha trasladado a la categoría de papel principal.

María Elena arrasa

Esta es la segunda nominación de Cruz que ya optó por un Oscar en 2007 por su interpretación en Volver, un premio que le arrebató entonces Helen Mirren (La reina). El papel de María Elena, en la primera película de Woody Allen rodada en España, ya le ha valido este año el reconocimiento de las asociaciones de críticos de Boston, Nueva York, Los Ángeles, así como el National Board of Review of Motion Pictures.

La Academia se ha repartido este año entre el sistema de los estudios y un Bollywood en salsa británica independiente, entre el cuento de eterna juventud y la descarnada realidad de los tugurios de Bombay, al dar 13 nominaciones a El curioso caso de Benjamin Button (aunque muchas de ellas técnicas) y diez a Slumdog Millionaire. Milk, la vida y asesinato del activista gay Harvey Milk; The Reader, el despertar sexual de un adolescente en brazos de una nazi Kate Winslet, y Frost/Nixon, el duelo televisivo entre el presentador y el presidente, completan la lista de las películas del año.

Todos sus directores, por orden, David Fincher, Danny Boyle, Gus Van Sant, Stephen Daldry y Ron Howard también han sido nominados.

Slumdog Millionaire, que cuenta la historia de un pobre que se hace rico en la versión india de ¿Quién quiere ser millonario? es la gran favorita, tras triunfar en la pasada velada de los Globos.“Estaba durmiendo”, aseguró Van Sant, “porque es mi técnica para no pasar nervios y lo vi en mi teléfono cuando lo encendí. Es increíble que hayamos conseguido tantas nominaciones” . Ocho en total.

Entre las grandes olvidadas, El caballero oscuro, de sus ocho nominaciones sólo una está entre las categorías principales, la esperada nominación al actor Heath Ledger, el mismo día en que se cumplía un año de su muerte accidental por sobredosis. Y, sobre todo, Revolutionary Road, que volvió a reunir a la Winslet con su pareja en Titanic, Leonardo Di Caprio.

Ellos y ellas

Winslet encabeza las quinielas en la categoría de mejor actriz (The Reader) frente a Anne Hathaway (La boda de Rachel); Angelina Jolie (El intercambio), Melisa Leo (Frozen River), la agradable sorpresa de la lista, y la indomable Meryl Streep, que con ésta, su decimoquinta nominación, bate todas las quinielas de la historia (optó por primera vez al Oscar en 1977 por El cazador).

Winslet, que consiguió dos Globos de Oro hace pocos días, compite por sexta vez por un Oscar. La primera fue en 1987 por Sentido y sensibilidad. La última, en 2007 por Juegos Secretos.

Para que Brangelina, la pareja estrella de Hollywood, pudiera llegar a la gala en igualdad de condiciones, la Academia también nominó a Brad Pitt (Benjamin Button) entre los aspirantes a la mejor actuación masculina, frente al poderosísimo Sean Penn, el favorito por Milk; un Frank Langella aterradoramente realista (Frost/Nixon), un sorprendido Richard Jenkins (The Visitor) y el ya esperado Mickey Rourke, que volvió de entre los muertos cinematográficos al llevarse el Globo de Oro por El luchador.

Gran olvidado: Clint Eastwood por hacer de racista en Gran Torino y DiCaprio por su drama suburbano. La suerte está echada.