Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

El aborto libre no se extenderá hasta las 24 semanas

El Gobierno descarta la petición de las clínicas que practican interrupciones del embarazo

LEA DEL POZO ·22/01/2009 - 23:08h

Gabriel Pecot - La clínica abortista Isadora de Madrid, en una imagen de archivo.

El Gobierno no está dispuesto a aceptar una ley de plazos que permita abortar hasta las 24 semanas de gestación, según ha podido saber Público de fuentes gubernamentales.

En septiembre, el Ministerio de Igualdad anunció la elaboración de una nueva ley del aborto y la creación de un comité de expertos. Desde entonces, los activistas a favor del aborto libre, como la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), han afirmado que lo óptimo sería una ley de 24 semanas de gestación.

El Ministerio ha pedido en numerosas ocasiones que se deje trabajar al comité y que no se interfiera en su trabajo. Sin embargo, ahora, y antes de que los expertos hayan hecho públicas sus conclusiones, parece ser que el ejecutivo ya tiene claro que no aceptará una norma que llegue hasta las 24 semanas.

Huelga de celo

"Nos preocupa mucho que al final se apruebe una ley de 14 ó 16 semanas ", afirma el presidente de ACAI, Santiago Barambio. La Asociación está barajando varias medidas de presión contra el Gobierno, ya que todo indica que los especialistas recomendarán al Ministerio de Igualdad una ley de entre 14 y 16 semanas.

Una de las posibilidades que se plantea ACAI es no practicar interrupciones del embarazo a las mujeres con más de 14 semanas de gestación y publicar el número de los abortos no practicados, "para demostrar cuántas mujeres se quedarían fuera con una ley de 14 semanas", afirma Barambio.

Contra las más débiles

ACAI denuncia que una norma de este tipo sería completamente insuficiente y advierte de que dejaría a entre 2.000 y 4.000 mujeres sin posibilidad de interrumpir su embarazo no deseado. Además, asegura que se fomentaría el turismo abortivo, tal y como pasaba en España antes de la norma actual, cuando las mujeres iban a clínicas de Londres.

De hecho, este tipo de viajes se continúa haciendo: según Barambio, se calcula que unas 5.000 francesas se ven obligadas a interrumpir el embarazo fuera de su país, en busca de legislaciones menos restrictivas. En Francia existe una norma de plazos de hasta 14 semanas de gestación, tal y como está planteando en España el comité de expertos.

"Una ley de 14 semanas deja fuera a las mujeres más vulnerables: las más jóvenes y las que no hablan el idioma", afirma Barambio, quien no se cansa de repetir que "en el comité de expertos no hay nadie que trabaje día a día en una clínica [abortista]".

Celia Herrero, portavoz de ACAI, cuenta que cada día llegan a las clínicas chicas jóvenes e inmigrantes con gestaciones superiores a las 14 semanas. Por ejemplo, explica Herrero, las adolescentes no aceptan su embarazo "hasta que se nota la barriga" o se dicen cosas tan inverosímiles como "acabaré abortando" o "esto no me puede estar pasando mí".

Por todo esto, ACAI defiende que se debe crear una norma que dé más margen a las mujeres para decidir si quieren seguir con su embarazo o no. Además, afirman, hasta las 24 semanas de gestación (la discusión científica se centra entre las 22 y las 24) no hay actividad cerebral.

"El problema es que se asume en el ideario colectivo que el paso del embrión al feto es un hecho trascendental cuando en realidad no es así", afirma Herrero.