Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

Un periódico ruso pedirá permiso de armas para sus periodistas

El pasado lunes falleció en el hospital la periodista de Nóvaya Gazeta Anastasía Babúrova, quien fue tiroteada cuando se encontraba con el abogado Serguéi Markélov, asesinado de un disparo en la nuca en pleno centro de Moscú

EFE ·22/01/2009 - 17:08h

El bisemanario opositor ruso Nóvaya Gazeta pedirá al Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB) permiso para sus periodistas, por su propia seguridad, puedan llevar armas, informó hoy el magnate ruso Alexandr Lébedev, copropitario del medio.

"Vamos a dirigirnos al Servicio Federal de Seguridad con una peculiar petición: si ustedes mismos no pueden garantizar nuestra seguridad, permitan a nuestros periodistas (de 'Nóvaya Gazeta') portar armas", precisó Lébedev, citado por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Subrayó que ya en una ocasión el rotativo envió de forma oficial una carta similar al FSB, pero que tiene intención de repetir su solicitud.

En esta publicación también trabajaba Anna Politkóvskaya, periodista muy crítica con el Kremlin y asesinada en octubre de 2006

El pasado lunes falleció en el hospital la periodista de Nóvaya Gazeta Anastasía Babúrova, quien fue tiroteada cuando se encontraba con el abogado Serguéi Markélov, asesinado de un disparo en la nuca en pleno centro de Moscú.

El director del bisemanario, Dmitri Murátov, señaló que se barajan dos versiones: que el asesinato de la periodista fuera premeditado o que Babúrova recibiera los disparos al intentar detener al atacante de Markélov.

Además, desveló que la periodista había hecho "dos horas antes" una entrevista al abogado, publicada hoy por el bisemanario, en el que también trabajaba Anna Politkóvskaya, periodista muy crítica con la política del Kremlin en Chechenia asesinada en octubre de 2006.

"Lamentablemente, todavía no puedo garantizar por completo la seguridad de los periodistas (de Nóvaya Gazeta)", dijo Lébedev, y agregó que el bisemanario desarrolló hace año y medio varias investigaciones, de las que prácticamente no se ha publicado nada.

A ese respecto subrayó que "Nastia (diminutivo de Anastasía) Babúrvoa estaba vinculada con una de ellas (de las investigaciones)".

Por otra parte, Lébedev, antiguo agente del KGB, adquirió junto a su hijo Yevgueni el 75% de las acciones del vespertino londinense Evening Standard, en el que planea invertir, según afirmó, decenas de millones de libras esterlinas.

En cuanto a los temores de que con la compra cambie la política informativa de la publicación, el magnate resaltó que el modelo de relación con la redacción será el mismo que con la de Nóvaya Gazeta, es decir, sin interferencias.