Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

De la Vega apuesta por la "serenidad" y "determinación" para reformar la Constitución

Recuerda, además, que la renovación debe centrarse en convertir al Senado en cámara territorial

EFE ·22/01/2009 - 11:14h

MIGUEL CASTRO - De la Vega aboga por una reforma de la Constitución creada desde la "serenidad" y la "determinación".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que la Constitución no puede, ni debe, ni necesita estar en revisión y cambio permanente, pero ha insistido en que debe abordarse el debate sobre su reforma con serenidad y determinación.

En la inauguración del congreso Treinta años de la Constitución organizado por la Asociación de Constitucionalistas de España en el Senado, Fernández de la Vega ha afirmado que por eso el Gobierno propuso una reforma "limitada y pactada" de la Carta Magna.

Así, ha recordado que la reforma debe centrarse en convertir al Senado en cámara territorial, cumpliendo su vocación constitucional, actualizar el Título VIII incorporando la denominación de las comunidades autónomas y recoger la garantía de la igualdad en el acceso a la Jefatura del Estado.

Según la vicepresidenta, estas medidas son "apoyadas, comprendidas y compartidas" por la sociedad y "refuerzan el arraigo" de la Constitución por lo que es un debate que debe abordarse "con serenidad pero con determinación".

Clima de entendimiendo

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha recalcado que la reforma del texto constitucional exige un clima de entendimiento político que "no se dio" en la anterior legislatura cuando fue propuesta por el Ejecutivo y que, "por el momento", tampoco se da en la vigente.

La reforma tiene que reflejar "la España autonómica que disfrutuamos hoy"

Rojo ha añadido que no se debe "dramatizar" esta falta de consenso, porque el sistema autonómico está consolidado, funciona con un alto grado de eficacia y los problemas tienen canales de solución sin que se aprecien riesgos de fractura.

Ha subrayado que el Senado cumple sus funciones de segunda cámara territorial "con dignidad y eficacia" pero ha advertido que todo ello no impide que se siga planteando una reforma constitucional "donde se refleje la España autonómica que disfrutamos hoy".