Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

Obama desactiva los consejos de guerra

El presidente detiene los consejos de guerra en Guantánamo y prepara el cierre del campo en un año. Imparte órdenes ejecutivas "en interés de la justicia".

ISABEL PIQUER ·22/01/2009 - 08:00h

Michelle y Barack Obama, Joe Biden y su mujer, Jill, y Bill y Hillary Clinton cantan el himno nacional en la catedral de Washington.

Barack Obama empezó este miércoles su presidencia con una orden altamente simbólica, la de desactivar de inmediato las comisiones militares pendientes de juzgar, entre otros, a los cinco principales sospechosos de los atentados del 11-S, y empezar a preparar el cierre de la cárcel de Guantánamo. El nuevo mandatario quiso mandar así en su primer día en el Despacho Oval un mensaje contundente al mundo: la era Bush ha terminado.

Obama no perdió ni un minuto para cumplir su promesa. En la misma noche del martes, el secretario de Defensa Robert Gates, "por orden del presidente", mandó una solicitud formal a la fiscalía militar de Guantánamo, pidiendo suspender durante cuatro meses los casos abiertos contra 21 detenidos y dar al nuevo Gobierno "tiempo de revisar el proceso y todos los casos".

Llamadas directas del Despacho Oval a los dirigentes de Oriente Próximo

Aunque temporal, la orden selló de hecho el final de las comisiones que Bush creó en 2006, totalmente al margen del sistema legal, civil y militar, para condenar a los "enemigos combatientes" y usar pruebas conseguidas bajo tortura.

Así quedaron parados los juicios por terrorismo del niño soldado Omar Khadr, que debía empezar el próximo lunes, y sobre todo de los cinco acusados del 11-S, Jalid Sheik Mohamed, Ali Abd al Aziz, Wallid ben Attash, Mustafa Ajmed al Hasawi y Sel Ramzi ben al Shaiba. Cuatro de ellos, que a finales del año pasado pidieron declararse culpables para enfrentarse a la pena de muerte, manifestaron su oposición a la decisión presidencial.

Con este preámbulo, el nuevo presidente hizo circular un borrador de orden ejecutiva para cerrar la cárcel de Guantánamo en el plazo de un año, el tiempo de encontrar un destino a sus 245 detenidos, con la idea de promover "los intereses en política exterior de Estados Unidos y de la justicia", y terminar la etapa de abusos del Gobierno republicano.

Hillary Clinton será confirmada por el Senado como secretaria de Estado

A primera hora, Obama atendió otra de sus prioridades, Oriente Próximo, y llamó personalmente a los presidentes palestino, Mahmud Abbás, y egipcio, Hosni Mubarak, al primer ministro israelí, Ehud Olmert, y al rey Abdalá de Jordania para "comunicarles su compromiso en conseguir la paz" en la zona, según uno de los primeros comunicados oficiales del nuevo portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

El presidente subrayó la necesidad de consolidar el alto el fuego y "establecer un régimen efectivo para evitar el contrabando y el rearme de Hamás y facilitar, en coordinación con la Autoridad Palestina, el esfuerzo de reconstrucción en Gaza".

George Mitchell

El ex senador George Mitchell, que participó en las negociaciones de paz de Irlanda del Norte, parecía ser el firme candidato a liderar los esfuerzos diplomáticos estadounidenses en Oriente Próximo.

En un día especialmente cargado, Obama también se reunió con sus principales asesores económicos y con la cúpula del Pentágono, el secretario de Defensa, Robert Gates, el jefe del Estado Mayor, almirante Mike Mullen, y el comandante del Mando Central, general David Petraeus, para hablar de Irak y empezar a preparar el anunciado repliegue de las tropas.

En el Senado, Hillary Clinton debía ser ayer confirmada como Secretaria de Estado, mientras Timothy Geithner, futuro responsable del Tesoro, y Eric Holder, de Justicia, seguían en el proceso.

Carta personal de Bush

El de ayer no sólo fue un día de trabajo para el nuevo mandatario; también tuvo algo del escrupuloso rito presidencial. Al llegar al Despacho Oval por primera vez a las 8.35 de la mañana, Obama se encontró en la mesa, como es tradición una carta manuscrita de su predecesor, "del número 43 al 44", confirmó Gibbs sin dar detalles del contenido.