Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

Igualdad admite "dispersión" en los programas para maltratadores

El ministerio creará un grupo de trabajo formado por expertos para tratar de aunar criterios

PATRICIA RAFAEL ·22/01/2009 - 08:00h

La ministra Bibiana Aído, durante la conferencia sectorial celebrada ayer.

Los programas de rehabilitación que la Ley contra la Violencia de Género impuso a los condenados que no entraran en prisión no parecen estar dando el resultado esperado. O al menos así se desprende de lo dicho este miércoles por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quien admitió que "existe una importante dispersión" respecto a estas terapias. Por eso, el ministerio anunció ayer a las comunidades autónomas, durante la celebración de la II Conferencia Sectorial, la puesta en marcha de un comité de expertos para elaborar "criterios comunes de calidad".

El objetivo de los programas de rehabilitación, según señaló Aído, es doble. Por un lado, intentarán modificar las conductas violentas de los maltratadores (el 29% de los agresores que en 2008 mataron a su pareja tenía antecedentes por violencia de género). Por otro, "realizar un seguimiento de la evolución del riesgo", dijo la ministra.

Seguimiento en Prisiones

La normativa establece que es competencia de los servicios sociales penitenciarios velar porque los penados acudan a estos planes de rehabilitación. También deben seguir la evolución de los reclusos y enviar el preceptivo informe al juez de Vigilancia Penitenciaria, tal y como recoge el documento de evaluación que realizó el Gobierno sobre los tres años de aplicación de la ley. Dicho informe afirma que se ha conseguido la universalización de "un programa de tratamiento propio que responde a los mismos criterios propios en todas las provincias". Un argumento que choca con lo expuesto ayer por Aído. El texto no menciona, en sus casi 400 páginas, cuántos agresores acudieron a estos programas.

 

Ayuda para las inmigrantes

1. Atención a extranjeras: Igualdad ofreció ayer cinco millones de euros a las CCAA para atender a las víctimas extranjeras y a los menores. El dinero se repartirá según critierios demográficos.

2. Ayudas a menores: El 40% de los menores que viven con víctimas sufre también maltrato. Y el 100% de los menores son víctimas directas o indirectas de la violencia de género.

3. GPS para casos más graves: La ministra explicó a las CCAA la puesta en marcha de los sistema de protección por GPS. Se utilizarán en los casos más graves.

Teléfono de ayuda ante malos tratos: 016