Archivo de Público
Jueves, 22 de Enero de 2009

La llegada de extranjeros se reducirá a la mitad en 2011

La población residente en España superará los 49 millones en diez años

PÚBLICO ·22/01/2009 - 08:00h

La llegada de inmigrantes, el factor clave del crecimiento de la población española en la última década, se reducirá a más de la mitad en los próximos tres años, según el pronóstico del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta proyección estima que el número de extranjeros registrados cada año pasará, de los 958.000 inmigrantes que hubo en 2007, a los 442.000 en 2010. El último balance del INE, del 1 de enero de 2008, indicaba que el 10% de los 45,2 millones de residentes era extranjero.

En la próxima década, más de la mitad de los que lleguen a España (el 54%) se concentrará en las comunidades de Catalunya, Madrid y País Valenciano. Así, de los 4,9 millones de inmigrantes que se espera que lleguen hasta 2018, más de un millón elegirá Catalunya como destino. Optarán por Madrid más de 900.000, y en torno a los 710.000 se instalará en el País Valenciano.

Además, la población total residente en España superará los 49 millones en 2018, pese a la desaceleración del crecimiento demográfico que prevé el INE. De este modo, España será junto a Holanda, Irlanda, Chipre y Luxemburgo uno de los pocos países europeos que continuará creciendo en población. No obstante, si durante el 2002-2008 la población aumentó a un ritmo anual medio de 720.000 habitantes, en los próximos diez años rondará los 380.000.

Crecimiento por comunidades

Las comunidades autónomas que tendrán un crecimiento demográfico más intenso serán Castilla-La Mancha (17,5%), Murcia (16,6%), Baleares (15,9%) y País Valenciano (14,4%). Por el contrario, Asturias (1,7%), País Vasco (1,3%) y Galicia (1,2%) serán las que tendrán una variación menor.

Los nacimientos serán una de las causas que provocará el descenso general de población. En 2009 alcanzarán el máximo histórico por encima de los 500.000 y se prevé que desciendan paulatinamente a partir de 2010.

La tasa de dependencia (entendida como la relación entre los menores de 16 años o mayores de 64 y la población intermedia) pasará del 47% al 53% en la próxima década.Respecto al número medio de hijos por mujer, se mantendrá el ritmo de crecimiento actual y pasará de los 1,39 en 2007 a los 1,46 en 2017. La esperanza de vida se incrementará dos años en los varones y 1,5 años en las mujeres.