Archivo de Público
Miércoles, 21 de Enero de 2009

"Las familias se están apretando el cinturón, también debería hacerlo Washington"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, toma sus primeras decisiones. Entre ellas, revisar la actividad de los grupos de presión e inmovilizar los sueldos de los altos cargos del Gobierno

AGENCIA ·21/01/2009 - 20:20h


Barack Obama durante su intervención, junto a Joe Biden, en Washington. AFP

En una de sus primeras comparecencias en el cargo, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunció este miércoles que ha ordenado congelar el salario de los altos cargos de la Casa Blanca y que se van a reforzar las normas sobre los antiguos miembros de grupos de presión que trabajan en el Gobierno.

Se trata de las primeras decisiones ejecutivas adoptadas por Obama, que ha reunido a todos los empleados de la Casa Blanca para comunicarles el nuevo reglamento y saludarlos personalmente en su primer día de trabajo tras la histórica toma de posesión celebrada ayer en el Congreso.

"Las familias estadounidenses se están apretando el cinturón y nosotros tenemos que hacer lo mismo", aseguró Obama para justificar su decisión, que afectará sólo a los empleados que ganen más de 100.000 dólares.

Además, el nuevo presidente explicó que los empleados gubernamenales no podrán ser contratados por ningún grupo de presión durante los primeros dos años y viceversa, y la Casa Blanca tampoco aceptará regalos de esos grupos, en un intento por restaurar la confianza de los ciudadanos.

Nuevas normas éticas

"La transparencia y el estado de Derecho serán una de las normas básicas de esta presidencia"

En la toma de posesión de personal de la Casa Blanca y de los altos cargos, Obama señaló que "la transparencia y el estado de Derecho serán una de las normas básicas de esta presidencia".

Barack Obama, que hizo de la reforma de la ética en el Gobierno y de la transparencia una de las causas más destacadas de su campaña electoral, también prometió un mayor acceso del público a los documentos gubernamentales que son delicados por cuestiones de privacidad o de seguridad nacional.