Archivo de Público
Miércoles, 21 de Enero de 2009

Michelle Obama describe su primera noche en la Casa Blanca de "un poco surrealista"

La primera dama de EEUU matiza que, al menos, su familia está preparada para carecer de vida privada

·21/01/2009 - 14:26h

EFE - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (d), baila junto a su esposa, Michelle, durante el Baile Inaugural de la Juventud, ayer en el Hilton Washington.

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, ha descrito de "un poco surrealista" su primera jornada en la Casa Blanca.

Surrealista, sí, pero "muy excitante también, porque hay mucho que se puede hacer desde esta posición", ha añadido Michelle en declaraciones al programa Good Morning America de la cadena ABC.

"Barack y yo llevamos ya dos años sin vida privada"

Michelle Obama, quien cumplió 45 años tres días antes de convertirse en primera dama, considera que la larga campaña electoral de su esposo Barack "nos ha preparado para la vida pública". "Barack y yo llevamos ya dos años sin vida privada", ha recordado para insistir en que "probablemente estamos más habituados a ello que lo que una podría imaginarse".

Jornada ajetreada

Los Obama dieron ayer un toque inesperado al desfile celebrado tras la investidura cuando abandonaron la limusina blindada que los llevaba desde el Capitolio a la Casa Blanca y caminaron por el centro de la avenida Pennsylvania.

Ambos participaron luego en una decena de bailes de celebración de la quincuagésima investidura presidencial de Estados Unidos.

Cenas en familia

Michelle ha señalado en la entrevista que, después de la elección en noviembre pasado, se sintió reconfortada porque ella y su esposo pudieron, finalmente, compartir las cenas regularmente con sus dos hijas Sasha y Malia.

Buena parte de la cobertura de los medios esta mañana está dedicada al vestuario de la nueva inquilina de la Casa Blanca, tanto en la ceremonia de investidura de su esposo como en los bailes celebrados durante la noche.