Lunes, 19 de Enero de 2009

Discriminación en internet, frecuente y dolorosa para los chicos

Reuters ·19/01/2009 - 17:41h

Por Anne Harding

A menudo, los adolescentes padecen o son testigos de discriminación étnica en internet y un nuevo estudio demuestra que cuanto mayor es esa exposición, peor es su salud mental.

Los resultados demuestran que los padres y los educadores deben ayudar a los jóvenes, en especial a los de color, a desarrollar una actitud crítica de la discriminación étnica, dijo a Reuters Health la doctora Brendesha M. Tynes, de la University of Illinois.

Ciertos tipos de victimización en internet recibieron bastante atención, señaló Tynes, como el hostigamiento entre pares (bullying) y las proposiciones sexuales. Pero la victimización por la etnia "siempre fue ignorada", dijo a Reuters Health.

Para investigarlo, el equipo dirigido por Tynes realizó una encuesta entre estudiantes secundarios sobre experiencias de discriminación étnica en internet, en la que se les preguntó si las habían padecido y si habían visto a otros sufrirlas.

De entre los 264 participantes de 14 a 18 años, el 71 por ciento de los negros, el 71 por ciento de los blancos y el 67 por ciento de los que se identificaron como "multiétnico/otro" dijo que por lo menos una vez había sido testigo de discriminación "online".

El 42 por ciento del grupo "multiétnico/otro" dijo que había padecido discriminación, como el 29 por ciento de los adolescentes negros y el 20 por ciento de los blancos.

Esas experiencias irían desde ver al amigo blanco de un amigo lanzar insultos asociados con la etnia a leer comentarios negativos en blogs para "bromear" sobre ciertos grupos étnicos mientras se juegan videojuegos, comentó Tynes.

La autora observó actitudes mucho más graves en otros estudios sobre discriminación online.

El equipo halló también que los jóvenes que habían sufrido discriminación racial eran más propensos a tener síntomas de ansiedad y depresión, aunque ser testigo de esa discriminación no aumentaba ese riesgo.

Tynes realizará un seguimiento de jóvenes para comprobar si esas experiencias causan problemas de salud mental.

La autora opinó que la solución de la discriminación racial online no está en que los padres les impongan límites a los hijos para usar internet, sino en ayudar a los jóvenes a construir una identidad étnica positiva y rechazar todo acto de discriminación.

"Necesitamos ir más allá de tres páginas de lectura sobre Martin Luther King el día de su cumpleaños o el Mes de la Historia Afronorteamericana y hacer algo más para educar mejor a los niños en la cultura y su contribución a otros grupos étnicos", finalizó Tynes.

FUENTE: Journal of Adolescent Health, diciembre del 2008