Domingo, 18 de Enero de 2009

La guerra de Caja Madrid duplica sus presidentes

Las dos facciones del PP convocan reuniones de la Comisión de Control alegando que son su mandatario legítimo

PÚBLICO ·18/01/2009 - 21:00h

G. SANZ - Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, y Esperanza Aguirre, en diciembre.

La lucha por el poder en Caja Madrid ha reavivado los recelos entre Aguirre y Gallardón, roto la frágil unidad del Partido Socialista de Madrid (PSM) y abierto en la entidad una crisis interna sin precedentes. Para esta semana se han cursado dos convocatorias paralelas de la Comisión de Control de la Caja, realizadas por dos responsables de la entidad que se consideran a sí mismos el único presidente de este órgano, que tutela el proceso electoral en Caja Madrid.

La pugna entre partidarios de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y del alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, para hacerse con el control de la entidad, subyace en este enfrentamiento.

Fernando Serrano, afín a Gallardón y elegido presidente de la Comisión de Control el viernes con el apoyo de un representante del PSOE que votó contra el criterio de su partido, ha convocado una reunión de dicho órgano para el próximo miércoles. Pablo Abejas, partidario de Aguirre y destituido en la misma votación, ha solicitado otra reunión de la Comisión de Control para el martes. La primera convocatoria lleva el membrete oficial de la entidad, la segunda es una comunicación por correo electrónico.

La comisión está integrada por 13 personas. Siete votaron a favor de la destitución de Abejas, y seis se mostraron en contra. El mismo reparto de fuerzas se repetirá en la doble convocatoria de la Comisión prevista para esta semana. Además, hoy se celebrará una reunión del Consejo de Administración de la entidad, en la que previsiblemente se abordará esta crisis.

"Ni Aguirre, ni Gallardón"

Salpicado por la división, el secretario regional socialista, Tomás Gómez, señaló ayer que "el PSOE no está ni con Aguirre ni con Gallardón, ni quiere echar a Blesa [actual presidente de Caja Madrid] ni a nadie". Con su autoridad afectada por el voto rebelde de dos representantes del PSOE en la entidad, Gómez advirtió ante 400 responsables del PSM en la región que en su partido "no cabe la deslealtad".

Sin embargo, la mecha encendida por los díscolos del PSOE, Francisco Pérez y Antonio Romero, ha prendido. El diputado regional Iván García Yustos aseguró ayer que "muchos" en el PSM critican "el acuerdo de Gómez con Aguirre" en Caja Madrid.

Por su parte, IU estudia denunciar al Gobierno de la Comunidad por prevaricación, después de "la extralimitación de sus competencias" producida en la reunión del viernes de la Comisión de Control. CCOO anunció que reclamará ante la Fiscalía de Madrid "responsabilidades penales" del Gobierno de Aguirre.