Archivo de Público
Sábado, 17 de Enero de 2009

La Asamblea General de la ONU reclama un alto el fuego

El texto insta a un alto el fuego inmediato, duradero y traslada la preocupación del organismo por las muertes de civiles

EFE ·17/01/2009 - 09:10h

La Asamblea General de la ONU reclamó hoy un alto el fuego inmediato en Gaza que ponga fin a tres semanas de conflicto, conduzca a la retirada de las tropas israelíes y a la entrada sin impedimentos de ayuda humanitaria a Gaza.

La resolución, adoptada tras dos días de debates, recibió el voto afirmativo de 142 de los 192 miembros de las Naciones Unidas, el negativo de 4 y hubo 8 abstenciones.

Los cuatro votos en contra fueron de Israel, Nuaru, Estados Unidos y Venezuela, este último por considerar que el contenido no era suficientemente enérgico, mientras que otros 38 países no registraron voto alguno.

El texto de la Asamblea exige el cumplimiento de la resolución 1.860 adoptada el pasado 8 de enero por el Consejo de Seguridad y que insta a un alto el fuego inmediato, duradero y que se respete en su totalidad. Expresa el respaldo de la Asamblea a las gestiones que realiza desde el miércoles el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en Oriente Medio para lograr un cese de las hostilidades y rinde homenaje a la labor de las agencias de las Naciones Unidas en la zona.

"Muertes civiles"

También traslada la preocupación del organismo por la "intensifcación de las operaciones militares en Gaza", que siguieron a la adopción de la resolución 1.860 y las muertes de civiles que desde entonces se han producido.

La resolución fue fruto de una larga negociación entre las delegaciones de los países árabes y la Unión Europea (UE), cuyos miembros abogaron por un texto que reflejara los esfuerzos de la ONU por lograr un alto el fuego y que evitara salirse de los parámetros básicos de la resolución del Consejo de Seguridad.

La votación llevada a cabo a altas horas de la noche tuvo lugar después de dos jornadas de debate en las que las más de 70 delegaciones que tomaron la palabra expresaron en su mayoría el apoyo a un inmediato cese de las hostilidades y la negociación de una solución duradera al conflicto.

En su intervención, el embajador español ante la ONU, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, señaló la disponibilidad de su país de participar en un futuro mecanismo internacional de supervisión y coordinación de un alto el fuego. El diplomático señaló que la irresponsabilidad del grupo islámico Hamás y la respuesta desproporcionada de Israel "han conseguido sumir nuevamente a la región, y a los pueblos que la habitan, en la desesperanza y en la frustración".

Israel cuestionó la legalidad de la reunión de urgencia convocada por D'Escoto, con quien la delegación diplomática israelí ha sostenido varios encontronazos en los últimos meses por su postura pro palestna. La embajadora israelí en la ONU, Grabriela Shalev, se preguntó en su intervención el jueves dónde estaba la condena de la Asamblea a los "actos terroristas de Hamás", a Siria por acoger a los líderes del movimiento radical islámico y a Irán por facilitar los cohetes que se lanzan desde Gaza contra la población civil de su país.

Colegio de la ONU

Un portavoz de la agencia de la ONU para el socorro a los refugiados, UNRWA, condenó hoy el bombardeo israelí que alcanzó un colegio regentado por esa agencia en el norte de Gaza y que ha dejado dos menores muertos y 14 heridos. El ataque ocurrió a primera hora de la mañana en la localidad de Beit Lahia, en el norte de la franja de Gaza.

Pese a que en un momento se informó de que se habían producido seis víctimas mortales en el incidente, el funcionario de la ONU, Francesc Claret, explicó a Efe en conversación telefónica que, de momento, la agencia ha podido confirmar sobre el terreno en Gaza la muerte de dos hermanos de 5 y 7 años. Entre los catorce heridos se encuentra la madre de los fallecidos, que se encuentra en situación muy grave, según fuentes sanitarias.

"Se está investigando lo ocurrido pero se baraja que han caído cuatro bombas de fósforo blanco, dos dentro del patio de la escuela, una ha alcanzado una de las paredes del edificio y otra impactó a veinte metros del centro educativo", refirió la fuente. El portavoz agregó que en ese momento se refugiaban en el colegio unas 1.600 personas y que cuando se procedió a la evacuación del centro, "otra bomba explosiva impactó directamente en el tercer piso de la escuela".