Archivo de Público
Sábado, 17 de Enero de 2009

Al menos cuatro muertos en un ataque contra la embajada alemana en Kabul

Entre los fallecidos hay dos civiles y un militar estadounidense. El portavoz del Ministerio afgano de Salud ha confirmado la cifra de víctimas mortales y eleva a 23 el número de heridos

AGENCIAS ·17/01/2009 - 08:08h

Ahmad Masood - Varios vehículos ardiendo frente a la embajada alemana en Kabul.

Al menos cuatro muertos, dos de ellos civiles y un soldado estadounidense, han muerto y más de 20 personas resultaron heridas cuando un suicida detonó la carga que transportaba en su vehículo frente a la embajada alemana y una base militar de las tropas de EEUU en Kabul.

El jefe de la Policía de la capital afgana, el general Mohamed Ayub Salangi, explicó en una rueda de prensa que dos civiles perdieron la vida a causa de la explosión, según la agencia afgana PAN.

Salangi añadió que el suicida también falleció como consecuencia del ataque.

El portavoz del Ministerio afgano de Salud, Abdulah Fahim, confirmó a Efe la cifra de víctimas mortales y elevó a 23 el número de heridos en la explosión, que tuvo lugar a las 9.45 hora local (05.15 GMT).

Además, un soldado estadounidense perdió la vida y otros seis militares y un civil de la misma nacionalidad resultaron heridos a causa del estallido, que se produjo cerca también de la base de Camp Eggers, según un comunicado de la comandancia estadounidense.

Anteriormente, el mando militar de EEUU había informado, en otra nota, de que la explosión había causado la muerte de dos militares y heridas a otros doce.

La calle en la que se registró la explosión es una zona habitualmente transitada por peatones, según la versión de EEUU.

"Este incidente sólo fortalecerá nuestra resolución colectiva de perseguir con agresividad las redes del enemigo antes de que puedan herir a afganos inocentes o a las fuerzas de la coalición", dijo un portavoz de las tropas de EEUU, el coronel Jerry O'Hara, según la nota.

El portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashary, explicó a Efe que la zona del ataque también se encuentra próxima al palacio de la Presidencia afgana.

La insurgencia talibán, por su parte, asumió la autoría del ataque y aseguró que la explosión causó la muerte de ocho soldados alemanes, además de abundantes daños en la sede de la legación diplomática de ese país, según un comunicado.

La cúpula talibán precisó que uno de sus miembros, identificado como Shams-ul-Rahman, llevó a cabo el atentado a bordo de un vehículo Toyota Corolla y que entre las víctimas hay diplomáticos alemanes.

El ministerio alemán de Asuntos Exteriores ha confirmado que el atentado ocasionó varios heridos entre el personal de la Embajada, así como daños en sus instalaciones.

El pasado mes de noviembre, cuatro civiles murieron y otras quince personas sufrieron heridas en un atentado suicida registrado en las cercanías de la embajada estadounidense en Kabul.

Alemania no se retirará

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Franz Walter Steinmeier, ha condenado el atentado perpetrado ante la embajada germana en Kabul, pese al terro de los taliban.

"No nos dejaremos intimidar por el terror ni abandonaremos el compromiso de ayudar al pueblo afgano", indicó el ministro, en una declaración difundida hoy por Exteriores..