Viernes, 16 de Enero de 2009

Calexico, el amigo americano

El grupo de Joey Burns y John Convertino arrancaron anoche en Madrid su gira española de cinco conciertos con un lleno en la sala Joy Eslava

CARLOS BARREIRO ·16/01/2009 - 17:38h

 

Grupo: Calexico

Sala: Joy Eslava

Público: 900 personas, lleno

 

 

Mientras en España se identifica el rock mestizo como un género para bailar, Calexico nos han demostrado que también se puede asociar con música evocadora y melancólica. De hecho, el grupo tiene las dos caras en sus directos: las improvisaciones festivas y los pasajes acústicos llenos de nostalgia y emoción. Sus canciones son un cóctel de géneros de raíz americana e influencias mejicanas que invitan a soñar con el desierto de Arizona, a cruzar Estados Unidos de costa a costa o a imaginar la vida en Chávez Ravine, la comunidad latina de Los Ángeles que retrató Ry Cooder en uno de sus discos.

En sus directos despliegan un sonido brillante, básicamente gracias a una banda que se defiende con elegancia y sin excesos, tanto en las canciones más calmadas como cuando les toca empujar el concierto con su virtuosismo. Siete músicos, que tocan con pasión steel guitar, bajo, guitarras, vientos y glockenspiel, entre los que se encuentra el español Jairo Zavala (DePedro), que ocupa un lugar destacado en el escenario como escudero de Joey Burns. Zavala no es la única conexión con nuestro país del grupo de Tucson. Recordemos que Joey Burns produjo el último disco de Amparanoia.

Por todos estos vínculos, las últimas actuaciones de Calexico en Madrid suelen tener bastantes condimentos y la acogida del público es bastante cálida. Anoche, Amparanoia salió a cantar con ellos las dos canciones en las que han colaborado, Roka e Inspiración. Como ya es habitual, hubo versión de Alone again or de Love en la recta final, con el grupo a plena máquina. Sin embargo, los más aplaudidos siguen siendo sus momentos mariachi. Para que luego digan que los americanos tienen una visión de España llena de tópicos.