Archivo de Público
Viernes, 16 de Enero de 2009

¿Qué pasa ahora con Mijatovic?

Una vez fuera del club Ramón Calderón, su -prácticamente único- valedor, el montenegrino lo tiene bastante difícil para continuar la próxima temporada

EDUARDO ORTEGA ·16/01/2009 - 17:03h

Esa debe ser una de las preguntas que se hacen ahora los directivos del club madridista.

Una vez fuera del club Ramón Calderón, su -prácticamente único- valedor, el montenegrino lo tiene bastante difícil para continuar la próxima temporada. 

Pase lo que pase, lo más probable es que Mijatovic no continúe. Hay dos hipótesis principales, teniendo en cuenta cuando haya nuevas elecciones en el club.

La primera es que el nuevo presidente interino, Vicente Boluda, siga al frente del Real Madrid un año más, que es lo que le queda a la junta de Ramón Calderón. Teniendo en cuenta esta posibilidad, con casi toda probabilidad, Mijatovic sería destituído como responsable en materia de fichajes del Real Madrid.

Ya no habría nadie que le avalara y lo apoyara en el club. Los últimos escándalos en materia de fichajes, incluidos los de Lass y Huntelaar y el no-fichaje de Cristiano Ronaldo, le han dejado sin ningún crédito.

Intentó convencer a Calderón a última hora 

De hecho, debe ser tanta la dependencia que tiene el montenegrino de Ramón Calderón para seguir en el club que, según informa el diario Marca, intentó convencer hasta última hora a Calderón para que continuara y no dimitiera todavía.

La otra hipótesis es que el club convoque elecciones en el mes de mayo o junio. Entonces dependerá de los candidatos, aunque a buen seguro que ninguno de ellos querrá hacerse cargo de tamaño lastre, y menos aún Florentino Pérez.

Con todo, tenemos una situación en la que, pase lo que pase (si hay elecciones este verano o no), el Real Madrid hipoteca bastante la temporada que viene en cuanto a fichajes.

Con unas elecciones en el frente no da tiempo a hacer fichajes, y menos los que están a la altura del club blanco. Quizás un Florentino Pérez sería capaz de atraer algún nombre que otro.

Y también es bastante improbable que algún jugador de renombre quiera fichar por un club que cuenta con un presidente interino y prácticamente desconocido.