Viernes, 16 de Enero de 2009

Israel prometió a la ONU que no atacaría su sede en Gaza

John Ging, representante de la UNRWA, niega que hubiera disparos desde el edificio como defienden las tésis israelíes

AGENCIAS ·16/01/2009 - 12:40h

Israel había prometido a la ONU que no atacaría su sede de la Agencia para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza según un representante de la organización. Ayer, como consecuencia de un ataque aéreo, el edificio quedó arrasado, se perdieron cientos de toneladas de alimentos y tres personas resultaron heridas.

Así lo afrimó este viernes el representante de la UNRWA en Gaza, John Ging, quien explicó en conferencia telefónica que desde la noche del miércoles y hasta la mañana del jueves se registraban "fuertes bombardeos" en los alrededores de su sede, a la que llegaron unas 700 personas buscando refugio.

En las proximidades se encontraba reservas y camiones con combustible, en total "unos 10.000 litros de fuel listos para ser distribuidos", recalcó. En esas circunstancias, "informamos a las Fuerzas Armadas de Israel su ubicación (del combustible), pues había el peligro de una explosión masiva. Desafortunadamente, la zona fue bombardeada", relató Ging.

Momentos antes del ataque, "el personal del UNRWA había desplazado los camiones a otro lugar para que no se incendiaran. Evitamos un desastre de proporciones", dijo el responsable de la ONU en Gaza.

"No podemos confiar en Israel"

Preguntado sobre la intencionalidad de los bombardeos, Ging dijo que prefería "no especular" al respecto, pero que estaba claro que "no podemos tener confianza" en lo que dicen los funcionarios israelíes con los que su agencia mantiene contacto.

"Las palabras deben ser refrendadas por acciones. Ha habido ya tantos incidentes con convoyes, personal e edificios" de la UNRWA, recordó.

Sin embargo, aclaró que el problema no son los funcionarios que sirven de enlace entre la ONU y las autoridades de Israel, "sino el sistema que está detrás de ellos. La conexión con el comando operacional obviamente no está funcionando".

Recalcó que a pesar de ello su entidad sigue informando en detalle y coordinando con sus interlocutores israelíes sus actividades y movimientos.

"Tratan de desviar la atención"

Rechazó de manera tajante la insinuación de un portavoz del Gobierno de Israel en el sentido de que se habían registrado tiros (de artillería) desde la sede de la ONU, intentando así justificar el ataque. "Esa acusación es totalmente infundada", respondió Ging, tras señalar que se trata de intentos de "desinformación que sirven como distracción de una serie de ataques inaceptables" contra el organismo internacional.

Según los cálculos más recientes, la UNRWA alberga en sus diferentes locales a 45.000 desplazados por los combates, aunque su número es realmente más alto porque muchos han sido recibidos por familiares o amigos.

La portavoz de la UNRWA en Ginebra, Elena Mancusi, agregó que después del ataque de ayer se produjo otro incidente cuando las fuerzas israelíes dispararon un misil contra un vehículo que se encontraba cerca de una escuela del organismo. "El misil falló su objetivo, pero cayó frente a la entrada de la escuela, hiriendo a cuatro niños y a un anciano", precisó.

Noticias Relacionadas