Viernes, 16 de Enero de 2009

El equipo de Obama redefine qué es tortura

El nuevo responsable de Justicia se desmarca de Bush respecto a la asfixia simulada

ISABEL PIQUER ·16/01/2009 - 08:00h

AFP - Eric Holder, nuevo Secretario de Justicia de EEUU.

Las cosas por su nombre. Eric Holder, el candidato a secretario de Justicia del Gobierno de Barack Obama, calificó ayer de tortura, la técnica de la asfixia simulada (waterboarding), que la CIA reconoció haber usado en los interrogatorios de algunos de los detenidos de sus cárceles secretas.

"La asfixia simulada es tortura", dijo Holder en el Congreso durante su sesión de confirmación. La semana pasada, el vicepresidente Dick Cheney seguía defendiendo lo que durante la Inquisición española se llamaba "tormento de toca" y que consiste en tumbar a un individuo y verter agua sobre su cara, cubierta con un trapo, para provocar sensación de ahogo.

Con sus declaraciones, Holder quiso desmarcarse del Gobierno republicano y más concretamente de su predecesor, Michael Mukasey, que durante su confirmación en noviembre de 2007 se negó a calificar de tortura la asfixia simulada.

"Las decisiones del anterior Gobierno fueron complicadas. Es fácil mirar atrás y ser crítico con lo que se hizo", afirmó Holder. "Dicho esto, el presidente electo y yo estamos muy preocupados por lo que hemos visto y oído", añadió.

El uso de esta práctica por la CIA al menos con tres sospechosos, uno de ellos el supuesto cerebro del 11-S, Khalid Sheikh Mohamed, complicará seriamente el traslado de sus casos de las comisiones militares de Guantánamo, que sí admiten pruebas conseguidas bajo tortura, a los tribunales federales que no las aceptan.

"Habrá quizás gente peligrosa para nuestro país que no podamos llevar a juicio", dijo Holder, "tendremos que averiguar qué hacemos con ellos". El futuro secretario de Justicia confirmó la intención de Obama de cerrar Guantánamo cuanto antes, pero reconoció que el proceso será lento.