Jueves, 15 de Enero de 2009

Dispositivos de compresión calman las piernas inquietas: estudio

Reuters ·15/01/2009 - 17:32h

Un nuevo estudio sugiere que los dispositivos de compresión pueden mejorar mucho el síndrome de las piernas inquietas (SPI), un trastorno del movimiento que provoca sensaciones incómodas en las extremidades inferiores que se agravan cuando la persona no hace actividad, como al dormir.

La terapia farmacológica para tratar el síndrome no sería demasiado efectiva o tendría muchos efectos adversos, explicaron en la revista Chest los doctores Christopher J. Lettieri y Arn H. Eliasson, del Centro Médico Walter Reed, en la ciudad de Washington.

Una alternativa, sugiere el estudio realizado por ambos, serían los dispositivos de compresión, que aplican presión de aire sobre las piernas a intervalos regulares.

Los investigadores hicieron que, al azar, 35 pacientes con SPI usaran un dispositivo de compresión o un dispositivo placebo antes de la aparición de los síntomas durante por lo menos una hora diaria.

El equipo evaluó los síntomas de SPI al inicio del estudio y un mes después del tratamiento.

Los resultados demostraron que la compresión activa redujo significativamente más que la compresión placebo la gravedad del trastorno, la somnolencia diurna y la fatiga.

Todas las mediciones de calidad de vida, incluida la función social y diurna, la calidad del sueño y el bienestar emocional, mejoraron con la compresión activa.

Un tercio de los pacientes tratados con compresión activa dijo que sentían alivio del SPI comparado con ningún paciente del grupo de control.

Lettieri y Eliasson opinan que los candidatos "más adecuados" para el uso de dispositivos de compresión serían los pacientes que no responden o lo hacen mínimamente a los medicamentos para SPI, las personas que no pueden tolerar los efectos adversos de esos fármacos, o cuando se recomienda evitar interacciones farmacológicas.

FUENTE: Chest, enero del 2009