Archivo de Público
Jueves, 15 de Enero de 2009

Madrid podría cerrar los locales de ocio que superen los niveles nocturnos de ruido

Antes de recurrir a esta medida, el ayuntamiento de la capital utilizará "mediadores", personas que pedirán a los clientes que no hagan ruido fuera de los bares y discotecas

SERVIMEDIA ·15/01/2009 - 16:27h

EFE - En la imagen, el acalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. EFE/Archivo

El Ayuntamiento de Madrid podría reducir el número de locales de ocio expropiando su actividad de uso en aquellas zonas del centro de la capital que superen por la noche los niveles de ruido en las calles permitidos por la legislación europea, con el fin de garantizar el derecho de los vecinos al silencio y el descanso.

Pero antes de tomar este tipo de medidas tan drásticas, el ayuntamiento de la capital, en una iniciativa acordada con los empresarios del ocio nocturno madrileño, probará la eficacia de los "mediadores", unas personas que recordarán a los clientes a la salida de las discotecas y bares que no deben hablar alto ni hacer ruidos para no molestar a los vecinos que están descansando en sus casas.

"Podría ser que tuviésemos que llegar incluso a expropiar la actividad de uso de algunos locales"

 

 

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció esta medida en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno de hoy, que aprobó el Mapa Estratégico del Ruido de Madrid (en pdf) , en el que se pone de manifiesto que un 20% de los madrileños (665.400 personas) soportan por la noche niveles de ruido por encima de lo permitido, aunque este ruido sólo se refiere al provocado por el tráfico rodado y no al de las zonas de ocio.

Según Gallardón, además de medidas correctoras para reducir el ruido que provoca el tráfico rodado, también se adoptarán medidas correctoras en relación con el ruido producido por el ocio nocturno en la capital.Explicó que este último se da sobre todo en las zonas donde hay una gran concentración de locales de ocio y fundametalmente cuando se cierran los mismos y la gente se concentra en la calle.

Gallardón aseguró que en las zonas donde los niveles de ruido están muy próximos a superar los máximos permitidos por la legislación no se dará ninguna autorización más de actividad de ocio, y en las que ya se superan esos límites de ruido "podría ser que tuviésemos que llegar incluso a expropiar la actividad de uso" de algunos locales.

Sin embargo, antes de poner en práctica este medida, el consistorio, junto con los locales de ocio, intentará "introducir comportamientos cívicos por parte de los usuarios de este tipo de locales" para que no hagan ruido por la noche a la salida de los bares y discotecas.

Campaña de concienciación previa

Gallardón explicó que en la reunión que mantuvo ayer con la Plataforma Empresarial por la Calidad del Ocio y el Turismo en Madrid" acordaron llevar a cabo una campaña de concienciación entre los usuarios del ocio nocturno en la línea de la que ya se realizó con el lema Diviértete sin molestar.

Para ello, además del personal de los locales, que intentarán concienciar a los clientes de que no tienen que hacer ruido en la calle, habrá "mediadores" que a lo largo de la noche, "mediante la información y el diálogo" y "de la forma más amable posible", hablen con las personas y les recuerden que no se puede mantener en la calle el mismo nivel de ruido que dentro de los locales, explicó Gallardón.

Estos "mediadores" serían personas contratatadas por el propio ayuntamiento y por los locales de ocio, según el alcalde, que se mostró seguro de que esta iniciativa "funcionará bien" y servirá para mejorar el comportamiento cívico de los clientes de los locales de ocio.

"Si por ese camino conseguimos que cualquier ciudadano en Madrid tenga su derecho al silencio garantizado, no será necesario el que el ayuntamiento reduzca, mediante expropiación de uso, el número de locales que están en algunas zonas concretas de Madrid", aseguró Gallardón.