Archivo de Público
Jueves, 15 de Enero de 2009

El Ejército israelí ataca a la ONU, a la prensa y dos hospitales

La artillería hebrea bombardeó con fósforo blanco la sede para la Ayuda a los Refugiados Palestinos hiriendo a tres personas. También se han visto afectados dos centros médicos, uno de la Media Luna Roja. Hay dos cámaras palestinos heridos por los ataques a un edificio lleno de periodistas

Los tanques israelíes entran en la ciudad de Gaza

Lancet denuncia la catástrofe hospitalaria en Gaza

Israel emplea fósforo blanco contra los civiles, según las ONG

FOTOGALERÍA: Sangre y fuego sobre Gaza

PÚBLICO.ES ·15/01/2009 - 10:02h

Israel sigue saltándose cualquier tipo de reglas en sus bombardeos sobre Gaza. Mientras un enviado del Gobierno de Olmert se desplazó esta mañana a Egipto para negociar el plan de paz, el Ejército emprendió un asalto a la ciudad de Gaza que está teniendo consecuencias importantes. Una sede de la ONU; dos hospitales, el Al Aqsa en Tel Al Hawa, y otro de la Media Luna Roja, en Al Quds; y la torre de prensa donde están los periodistas palestinos y occidentales, han sido atacados por la artillería hebrea. La ONU acusa a Israel de usar fósforo blanco.

La escalada de violencia en la ciudad de Gaza esta mañana llegó a la sede de Naciones Unidas para la Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA). Según el portavoz de la ONU, Chris Gunness, la artillería israelí atacó el edificio hiriendo a tres personas y confirmó que los proyectiles contenían fósforo blanco. "Uno de los heridos sufre lesiones provocadas por bombas de fósforo blanco, que atravesaron el chaleco anti-balas que llevaba", dijo.

También manifestó su incertidumbre por la suerte de los refugiados en el interior de la sede de la UNRWA y por el material de ayuda humanitaria concentrado en los almacenes que se están incendiando. En el interior del edificio se halla almacenado combustible y los vehículos que distribuyen ayuda humanitaria no podrán salir hoy dada la situación de emergencia y las infraestructuras que rodean el complejo atacado, subrayó.

El Ejército había negado por activa y por pasiva utilizar fósforo blanco contra la población

"Esto viene a sumarse a los daños que hemos sufrido en las últimas semanas : tuvimos que cerrar un centro médico en Rafah, una escuela con 900 refugiados en Abasam y un convoy humanitario también resultó atacado".

En las últimas fechas, muchas voces habían criticado al Ejército judío por el empleo de fósforo blanco  contra la población palestina en Gaza. A pesar de que los israelíes lo habían negado por activa y por pasiva, el Ejército hebreo vuelve a emplear este armamento prohibido por las leyes internacionales como ya lo hiciera en 2006 durante la guerra de Líbano.


Ataque a la prensa

Siguiendo con los ataques, la artillería israelí destruyó la torre que los medios de comunicación están empleando para cubrir el conflicto, según la agencia Reuters, hiriendo a dos cámaras palestinos. Ese edificio era el centro de operaciones de varios medios árabes y occidentales, entre ellos las cadenas de televisión estadounidense Fox, la británica Sky News y la luxemburguesa RTL.

Dos hospitales alcanzados por las bombas

Un hospital de la Media Luna Roja también sufrió las consecuencias de los bombardeos indiscriminados. Según la cadena de televisión catarí Al Yazira, la farmacia del hospital y el segundo piso de un edificio que alberga varias oficinas administrativas en el barrio de Tel Hawa está en llamas como consecuencia de los bombardeos.

No está claro si se han producido víctimas, pero según la página web de Al Yazira, alrededor de 500 personas, incluidos médicos y enfermos, se encontraban dentro del hospital en el momento de los bombardeos.

Además, En Tel Al Hawa, las fuerzas israelíes han rodeado el hospital Al Aqsa, según informa Europa Press que cita a los cooperantes extranjeros que trabajan en el centro. "El hospital ha recibido más de 150 llamadas de ayuda de personas de los alrededores, incluidos muchos niños, que han resultado heridas y están desesperadas por obtener ayuda médica. El Ejército israelí ha rodeado el hospital y nadie puede entrar o salir", denunció una de las voluntarias.

Ban Ki-moon, indignado

"Hay que detener el fuego de manera inmediata y llegar a una tregua, del resto se podrá hablar después", dijo Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, en una rueda de prensa en Jerusalén tras mantener una reunión con la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni. Ban dijo que "es inaceptable lo que está ocurriendo en Gaza" y que "el número de víctimas hasta ahora es demasiado grande".

"Hay que parar los bombardeos, del resto hablaremos después", dice Ban Ki-moon

Poco antes, en una entrevista con el titular israelí de Defensa, Ehud Barak, el secretario general de la ONU le expresó su indignación. Según la edición electrónica del Yediot Aharonot, Barak le aseguró que el bombardeo contra la sede de la UNRWA se debió a "un grave error".

No obstante, esta mañana un portavoz del ejército aseguraba que Israel "sólo bombardea sedes de Hamás".