Jueves, 15 de Enero de 2009

"No puedo estar en un partido que no me quiere"

Montserrat Nebrera critica el discurso conservador sobre el Estatut y abre las puertas a su adiós

 

ALBERT MARTÍN VIDAL ·15/01/2009 - 08:00h

La diputada Montserrat Nebrera, ayer. MANU FERNÁNDEZ

Montserrat Nebrera, diputada del PP catalán, no se arruga. Después de la polémica por su mofa del acento de Magdalena Álvarez, que le ha valido la apertura de un expediente interno, ayer denunció las contradicciones del discurso de su partido sobre el Estatut.

¿Por qué se niega a pedir disculpas?

No creo que se deba pedir perdón cuando se dice algo sin ninguna intención de herir. Pero más allá de esto, quiero evitar cualquier malestar a nadie, así que la persona particular que se haya sentido ofendida por mí, que sepa que tiene mis disculpas, faltaría más.

¿Ha sido ésta una controversia dirigida?

Ha sido una cortina de humo de un partido que ha querido distraer la atención de los problemas reales. La propia ministra es una cortina de humo de Zapatero para evitar que se hable de su mala gestión de la crisis. Y el otro partido que se ha visto involucrado en la dialéctica probablemente ha caído en una trampa.

¿Tiene la impresión de que en el PP se la guardaban desde el último congreso, cuando se presentó como alternativa a la candidata elegida por Rajoy para dirigir el partido en Catalunya?

Eso ha sido una razón añadida.

Cuando otros dirigentes, como Ana Mato han hecho declaraciones polémicas, el PP los ha protegido.

No sé exactamente cómo están los debates políticos en Andalucía pero a lo mejor tiene algo que ver con esto que el clima se está enrareciendo y que las patentes de andalucismo, españolismo o catalanismo se están convirtiendo en una carrera. Lo que está claro es que no soy una protegida del partido.

¿Por eso ha criticado el recurso de su partido contra el Estatut?

Lo que he dicho es que hay partes de la financiación que no se deberían haber recurrido, como la ordinalidad, que es de justicia. Pero la bilateralidad, por ejemplo, sí debía recurrirse, porque es imposible de aplicar. Lo que es absurdo es recurrir la financiación del Estatut y después exigir las cifras que se barajan a Montilla.

Hoy ha dicho que los partidos confunden discrepancia con disidencia. ¿Se refería al PP?

Todos los partidos son igual de democráticos y de poco permeables a la crítica.

¿Cree de verdad que su partido va a pedirle que abandone su escaño?

Es posible. Yo lucho por la regeneración de la política, por su voluntad de servicio. En una política en que esto no es posible yo no tengo hueco. Y no puedo estar en un partido que no me quiere.