Miércoles, 14 de Enero de 2009

"Pep no habría entrenado al Barça con los directivos que había en mi época"

El Balón de Oro de 1999 se entrena estos días en Barcelona con su equip, el Bunyodjor de Uzbequistán

RUT VILAR ·14/01/2009 - 08:00h

Zueras - Rivaldo, en el hotel Juan Carlos I de Barcelona.

Inconfundible. Aunque cubierto con un chándal por el frío, el genu varo (piernas arqueadas) y ese gesto de espera con los brazos en jarra y las manos en los riñones le delatan. Rivaldo (Recife, 1972) volvió el lunes a La Masia, donde tantas veces se entrenó con el Barça. Lo hizo con su nuevo equipo, el PFC Bunyodkor de Uzbequistán, que realiza un stage estos días en las instalaciones azulgrana. Bronceado, más sonriente y hablador que antaño, atendió a Público tras su primera sesión de trabajo después de las vacaciones.

"Los culés tendrían que disfrutar más de los jugadores de cada momento"

¿Cómo está?

Muy bien. Acabado de aterrizar de Recife, donde he pasado las vacaciones de Navidad y un poco fuera de tono porque llevo sin entrenarme con el equipo casi 40 días, aunque los últimos diez me he preparado en solitario.

¿Cuántos recuerdos le han venido a la cabeza estos días en Barcelona?

"En el Barça de ahora, si el equipo pierde un partido, no pasa nada"

Uff Entrenándome en La Masia, parecía que todavía estaba en el Barça. Me acordé de tantos buenos recuerdos...

¿Olvidó todo lo malo?

Yo ya hice mi historia en el Barça; mi momento aquí ya ha pasado. Ahora no pienso si se me valoró lo suficiente o no. Sé que mucha gente guarda un buen recuerdo de mi paso por el club, como yo. Sólo puedo pensar en positivo: jugué muchísimo y marqué más de 100 goles [136, en total]. Hoy es Messi y mañana será Manolo. Cada uno tiene su momento y lo que deberían de hacer los culés es disfrutar de los jugadores del momento, deberían disfrutarlos más.

¿Piensa ahora en positivo de Van Gaal?

Sí. Es un grandísimo entrenador, aunque no se puede dialogar con él. Se tiene que hacer siempre lo que él quiere. Entonces, él era el jefe y yo me quedé en el banquillo por mostrar mis diferencias. Pero con el paso del tiempo, le agradezco que me hiciera jugar tantos partidos y que peleara por conseguir un gran equipo.

Con el tiempo, ¿valora su empeño en hacerle jugar por la izquierda?

No, a mí me gusta jugar por el medio. Allí conseguí el Balón de Oro, mis mejores goles y asistencias.

¿Sigue al Barça de su ex compañero Guardiola?

Sí, en todo el mundo se habla del Barça. Ya conversé con Pep por teléfono el otro día que disputaron un amistoso contra mi equipo. Yo no estuve allí, pero un compañero me lo pasó.

¿Se imaginaba a Pep como entrenador del Barça?

En mi época, hubiese sido imposible. Los directivos de entonces nunca hubiesen dado la dirección del primer equipo a un jugador de la casa y con la poca experiencia de Pep. Ahora todo es mejor; con este buen ambiente, con todo así de tranquilo, a nosotros nos hubiese ido mejor. Aun así, ganamos dos Ligas, la 97-98 y la 98-99 [en la primera, el Barça consiguió el doblete]. En esa etapa, si perdías un partido, los directivos salían diciendo cosas en la prensa. Ahora, si pierdes uno, no pasa nada.

¿Retiro dorado en Uzbequistán?

No, mi ilusión es cumplir los 40 años en el Mogi Mirim, el club brasileño del que soy propietario. Quiero celebrar mi 40 cumpleaños, que es en abril, disputando con mi equipo la Liga Paulista, que comienza en enero. Ahora, en Uzbekistán, disfruto jugando al fútbol y divulgando este deporte por el país; piense que mi club nació en 2005 y ya estamos en la Champions League asiática. Al principio, firmé por una temporada. Y, tras un mes allí, renové hasta 2011.

¿Juega por dinero?

Hombre, ahora tengo cinco hijos que crecen muy rápido y hay que alimentarlos...

¿Coincidirá en el Mogi con su hijo Rivaldinho?

Tendrías que verle, no le reconocerías; está muy grande. Con 13 años, mide 1,80. Juega de delantero, pero no es zurdo como yo. Mis dos hijos pequeños sí que lo son. Pero yo a los niños no les como la cabeza con que sean futbolistas, hay muchas profesiones buenas para ellos. No me gusta eso de que como tu padre es futbolista, tú también tienes que serlo. ¿Y si luego no sale bien? Se decepcionan.

¿No le habrá pedido una camiseta de Messi?

Para mí, Messi es el mejor jugador del mundo. Cristiano Ronaldo también me gusta y en el FIFA World Player se valora todo el año, pero creo que Messi es el mejor. Yo le hubiese dado el premio a él, pero sólo es mi opinión.

¿A qué le recuerda un Barça-Atleti?

A la remontada del gol de Pizzi, yo estaba entonces en el Depor.