Archivo de Público
Martes, 13 de Enero de 2009

El frío y la nieve mantiene a 15 provincias en alerta

El frente atlántico obliga a Zamora a pedir más sal, parte de la flota gallega se queda en puerto y se prohíbe cazar en Cantabria

PÚBLICO.ES / EP ·13/01/2009 - 21:07h

El temporal de frío atlántico y nieve que azota la Península mantienen esta tarde a 15 provincias en alerta, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La situación meteorológica ha obligado a Zamora a solicitar más camiones de sal en previsión de que se acabe, la caza se ha prohibido en Cantabria y numerosos pesqueros gallegos no han podido faenar.

Así, continúan en alerta las nueve provincias de Castilla y León, Navarra, La Rioja, Teruel, Zaragoza, Jaén y Granada. La costa gallega sigue el alerta amarilla por fuentes vientos.

Para mañana, la alerta amarilla seguirá instalada en toda Castilla y León, Cantabria y Asturias, por bajas temperaturas, que podrían llegar a los 7 grados bajo cero, y en Jaen y Granada, donde podría nevar en algunos puntos. La costa gallega continúa en alerta que será naranja (riesgo importante) en A Coruña y amarilla en Pontevedra y Lugo.

Durante la jornada, para combatir las gélidas temperaturas, el Ayuntamiento de Madrid mantuvo abiertos durante las 24 horas los albergues de la capital para que los indigentes que deseansen resguardarse del frío que durante estos días azota a toda la región, especialmente afectada la semana pasada.

En la Comunidad de Madrid, casi una treintena de quitanieves se pusieron a trabajar ya de madrugada para echar sal en las carreteras y así intentar evitar posibles atascos que al final no se produjeron.

En la capital, más de 3.000 operarios de limpieza esparcieron desde primera hora de la mañana más de 334 toneladas de sal por la ciudad.

También en Valladolid tuvieron que echar mano de la sal de madrugada. El operativo especial de limpieza de la capital comenzó a trabajar a las 5.00 horas y esparció cerca de 50 toneladas durante la mañana para facilitar la circulación en las vías públicas.

En Zamora, que también amaneció cubierta por la nieve, el Ayuntaiento tuvo que pedir más sal en previsión de que se acaben las 120 toneladas de fundentes con que cuenta en la reserva.

En lo que respecta al aviso de alerta en el litoral gallego, naranja a primeras horas del día y amarilla después, impidió salir a trabajar a parte de la flota en las provincias de A Coruña y de Pontevedra, mientras que en la costa lucense la normalidad fue la tónica predominante. Los lugares más afectados fueron las comarcas coruñesas de O Barbanza y A Costa da Morte.

20.000 niños sin colegio

El temporal provocó el cierre de numerosos colegios en Castilla y León y Galicia. Así, un total de 18.651 alumnos de las nueve provincias castellano-leonesas no pudieron acudir a clase en 238 centros educativos. Esta cifra supuso el 5,43 del total de escolares de la región.

En Galicia, la presencia de nieve o hielo en la red viaria de la provincia de Orense dejó sin clase a un total de 596 alumnos de 14 centros educativos, mientras que en el resto de la Comunidad gallega no se registraron incidencias.