Archivo de Público
Martes, 13 de Enero de 2009

Estudio vincula leche contaminada con cálculos renales en China

Reuters ·13/01/2009 - 14:07h

Científicos de China y Hong Kong establecieron por primera vez en un estudio que el consumo del químico melamina, usado en la fabricación de plástico, puede causar la formación de cálculos renales en las personas.

Al menos seis niños murieron y 290.000 enfermaron en China el año pasado luego de consumir fórmula láctea contaminada con melamina, que se agregó para burlar las pruebas de proteína.

Pero la relación causal entre la melamina y los problemas renales que padecieron los niños nunca se había establecido científicamente, hasta ahora.

Expertos estudiaron muestras de orina de 15 niños de China continental con cálculos renales y las compararon con aquellas tomadas a 20 chicos de Hong Kong que también habían consumido la leche adulterada pero no habían desarrollado piedras en los riñones.

"Probamos que la melamina sola puede generar cálculos (...) Nuestra conclusión es que cuanto mayor es la concentración de melamina en la orina, más grandes son las piedras", dijo Lawrence Lan, consultor asociado del departamento de cirugía pediátrica del Hospital Queen Mary de Hong Kong.

Los expertos también hallaron lo que consideraron un "nivel seguro" de melamina en la orina, por encima del cual los seres humanos serían propensos a desarrollar las piedras renales.

"Todos los (niños) que tenían cálculos presentaban niveles de melamina por encima de esa cantidad y aquellos sin piedras (en los riñones) tenían concentraciones de melamina por debajo de ese nivel", explicó Lan.

El estudio fue publicado en International Journal of Clinical Chemistry and Diagnostic Laboratory Medicine.

Este escándalo del 2008 afectó la ya vapuleada confianza en los productos de origen chino y generó retiros masivos de lácteos y otros alimentos alrededor del mundo.

La melamina se usa en fertilizantes, plásticos y otros bienes industriales. Rica en nitrógeno, suele emplearse ilícitamente en productos alimenticios para burlar los controles de proteína.

El químico también fue encontrado en huevos, chocolates, helados, yogures y otras comidas.

China ha sufrido otros escándalos relacionados con aditivos en los alimentos, entre los que se destaca la utilización de químicos cancerígenos como colorantes.