Archivo de Público
Lunes, 12 de Enero de 2009

El director del Museo Picasso deja el cargo

ÁLVARO LÓPEZ-MILLÁN ·12/01/2009 - 22:12h

El director del Museo Picasso de Málaga (MPM), Bernardo Laniado-Romero, se marcha. Lo anunció ayer, por sorpresa, en la presentación del programa de la pinacoteca para este 2009. “Es un momento que considero adecuado para un cambio profesional”. Así explicó una decisión que se hizo efectiva el 31 de diciembre, cuando dejó de ocupar la dirección del centro. No obstante seguirá vinculado al museo hasta la exposición temporal que comenzará el próximo mes de mayo.

Laniado-Romero abandona el MPM con el reconocimiento de los responsables de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. La consejera, Rosa Torres, llegó a decir durante la comparecencia que el hasta ahora director de este organismo pertenece a “la familia Picasso y a la de la Junta”, por lo que “siempre tendrá abiertas nuestras puertas”.

El ya ex director del museo, que coordinó el proyecto desde sus orígenes hace once años, se despide “con la convicción de haber contribuido a poner en marcha una institución con altos parámetros de calidad, coherencia y profesionalidad” y situó la decisión en el “momento propicio para no crear un grave problema”. Laniado-Romero tendrá sustituto en un plazo aproximado de tres meses. La consejera Torres indicó que ahora deberá abrirse una convocatoria y aseguró que “no hay un nombre concreto” para ocupar este puesto.

336.500 visitas

El nuevo director será el máximo responsable de una pinacoteca que durante el año pasado alcanzó las 336.500 visitas. Desde su apertura en 2003 han sido 1,8 millones de personas las que han pasado por sus instalaciones.

La intención de los rectores es mejorar las cifras. La programación de 2009 abarcará distintas disciplinas. Una de las muestras más destacadas será Picasso. Cabeza Mujer. Perfil. La colección en contexto. Se abrirá al público el 11 de mayo y permitirá ver esculturas y pinturas realizadas por el artista malagueño a comienzos de los sesenta. La última exposición temporal de 2009 será la que difunda, desde octubre, el legado de Sophie Taeber-Art, reconocida artista del siglo XX.