Lunes, 12 de Enero de 2009

Tabaquismo eleva riesgo de sangrado cerebral en algunas personas

Reuters ·12/01/2009 - 15:22h

Los fumadores cuyos parientes padecieron un tipo de accidente cerebrovascular (ACV) hemorrágico son seis veces más propensos a sufrir el mismo problema que aquellas personas sin ese antecedente familiar, reveló un nuevo estudio.

El tipo de ACV conocido como "hemorragia subaracnoidea por aneurisma", que es básicamente el colapso de un vaso sanguíneo en el cerebro, es hereditario, indicaron el doctor Daniel Woo y otros colegas en la revista médica Neurology, quienes querían saber si fumar era un factor que se sumaba al hereditario.

En su estudio, financiado por el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de Estados Unidos, el equipo comparó a 339 pacientes con hemorragia subaracnoidea por aneurisma con 1.016 "controles" sin la condición pero de la misma edad, raza y género.

Comparados con los no fumadores, los participantes que fumaban tenían más del triple de riesgo de padecer una hemorragia subaracnoidea por aneurisma.

El riesgo en los fumadores sin antecedentes familiares de la condición aumentaba unas 2,5 veces, pero la combinación de ambas cuestiones elevaba el peligro más de seis veces, reveló el equipo de Woo, del Colegio de Medicina de la University of Cincinnati, en Ohio.

Los investigadores no vieron el mismo tipo de interacción entre los antecedentes familiares y de tabaquismo pasado, "lo que sugiere que el riesgo por la interacción (de ambos factores) se reduciría al dejar de fumar".

Los autores indicaron que la hemorragia subaracnoidea por aneurisma es letal en el 35 al 40 por ciento de los pacientes y añadieron que esperan que la nueva información aliente a los fumadores a abandonar el hábito, especialmente si tienen algún riesgo familiar.

FUENTE: Neurology, 6 de enero del 2009